La relación provisional de aspirantes excluidos en estos procesos selectivos se ha publicado este lunes en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM), mientras que la relación provisional que incluye tanto a los aspirantes excluidos como a los admitidos se puede consultar en el portal de empleo público de la página web de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha (http://empleopublico.castillalamancha.es) y en el tablón de anuncios de la sede electrónica de la (www.jccm.es), en el apartado de publicaciones.

Los 3.909 aspirantes excluidos provisionalmente disponen de un plazo de 10 días hábiles desde este martes, 4 de junio, para subsanar los defectos en su solicitud que han motivado su exclusión para participar en estos procesos selectivos, según ha informado la Junta en nota de prensa.

Tal y como se recoge en los listados provisionales publicados este lunes, del total de 64.804 solicitudes presentadas, 29.328 son para optar a alguna de las 911 plazas convocadas para funcionarios y las 35.476 solicitudes restantes están dirigidas a participar en los procesos selectivos de las 856 plazas convocadas para personal laboral.

Por su parte, del total de 29.328 solicitudes para optar a alguna de las 911 plazas ofertadas para funcionarios de Administración General, 27.373 han sido admitidas y las restantes 1.955 excluidas de forma provisional.

Con lo que respecta a las 856 plazas para personal laboral, se presentaron un total de 35.476 solicitudes, de las que 33.522 han sido admitidas y han resultado excluidas provisionalmente 1.954.

Las 1.767 plazas de las Ofertas de Empleo Público de Administración General de los años 2017 y 2018 forman parte de las cerca de 10.000 plazas que el ha aprobado con los objetivos de “crear empleo, mejorar la calidad de los servicios públicos, cumplir con los compromisos adquiridos con los ciudadanos y estimular la promoción profesional de los empleados públicos”.

PLAZO DE 10 DÍAS HÁBILES PARA LA SUBSANACIÓN DE ERRORES

Para evitar errores y posibilitar su subsanación en tiempo y forma en caso de producirse, los aspirantes deberán comprobar no solo que no figuran en la relación de excluidos, sino además, que sus nombres están en la relación de admitidos.

Los aspirantes excluidos que en el plazo de 10 días hábiles no hayan subsanado los defectos que causaron su no inclusión en la lista de admitidos provisional, serán definitivamente excluidos de la participación en las pruebas selectivas.

En la relación provisional de aspirantes excluidos de los procesos selectivos que se publica en el DOCM aparece también la causa de exclusión, que puede ser el pago insuficiente de los derechos de examen; la ausencia de firma en la solicitud; el pago fuera de plazo de presentación de solicitudes, el impago de los derechos de examen o la falta de acreditación del pago efectuado en plazo; la presentación fuera de plazo de la solicitud; la no acreditación del derecho a la exención del pago de la tasa por la condición legal de demandante de empleo; la no posesión de la titulación exigida o la presentación de solicitud para el mismo cuerpo, escala o especialidad por más de un sistema de acceso.

Las subsanaciones se podrán presentar mediante registro electrónico o presencial, cumplimentando un impreso de subsanación, que se encuentra disponible en el portal de empleo público de la web de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, así como en el tablón de anuncios de la sede electrónica de la .

Transcurrido el plazo fijado para subsanar las causas que motivaron la exclusión y comprobadas las mismas, se publicará en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha la resolución de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas en la que aparecerá la relación definitiva de personas admitidas y excluidas

De las 1.767 plazas de Administración General convocadas en los ejercicios 2017 y 2018, 1.363 serán de nuevo ingreso por el sistema general de acceso libre y 404, de promoción interna.

Una cifra muy elevada de plazas, que multiplica casi por cuatro las convocadas en 2016 y que supondrá la convocatoria de 76 procesos selectivos, 57 de funcionarios y 19 de laborales, y, en consecuencia, todo “un reto” a nivel organizativo para la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, que está poniendo en marcha “un complejo sistema logístico”.