“Lo más sensato es hacer cumplir la ley, ir paso a paso, y quien no la ha cumplido que responda en los ámbitos judiciales de esta situación”, ha expresado Fernández Vaquero durante la visita que ha realizado a la Feria de Artesanía de Castilla-La Mancha (Farcama), donde ha aseverado que hay medidas que permiten que los miembros del Gobierno catalán, aunque sean aforados, puedan ser juzgados y que “garantizan que quien cometa un delito tenga un juicio con todas las garantías, donde no valgan otro tipo de influencias”.

Esta es la apuesta del presidente de las Cortes regionales, que precisa que “no solo aplicando el artículo 155 de la Constitución Española” se podría actuar si se proclamara la independencia de Cataluña de forma unilateral, un hecho que podría suceder este martes y que por el que Fernández Vaquero ha brindado “todo el apoyo” del PSOE y del Mancha al Gobierno central, quien espera que “acierte en las decisiones a adoptar” ante esta situación.

“Se están barajando varias opciones, yo estoy convencido de que si ha llegado a este punto, todo parece indicar que va a declarar la independencia —el Gobierno catalán—. Es posible que la declare de una manera diferida en el tiempo, es decir, que mañana no suceda nada y que vaya adoptando decisiones unilateralmente día a día, semana a semana o mes a mes”, ha manifestado el presidente del Parlamento castellano-manchego.

“Pedimos el Gobierno prudencia pero al mismo tiempo firmeza para intentar atajar este golpe de estado de guante blanco que va a cometerse en Cataluña esta tarde”, ha incidido Fernández Vaquero, que ha resaltado que “hoy se ha visto que había un plan establecido con tres vías de escape en función de lo que pase, como ocurre en las organizaciones mafiosas”, por parte del Gobierno catalán.

“El ciudadano pide normalidad para andar por la calle sin que nadie te restriegue una bandera sea del signo que sea. Las banderas tienen su importancia como símbolo, pero cuando vamos paseando con nuestros hijos por las calles nos molestan todas porque al final lo que queremos es vivir en paz y con tranquilidad”, ha reflexionado el presidente de las Cortes.