El presidente de Castilla-La Mancha, , se reunirá con el presidente del , , para tratar las necesidades de desarrollo de la región y acelerar el desbloqueo de infraestructuras y proyectos “paralizados o postergados” por el anterior Ejecutivo del .

Así lo ha anunciado el presidente autonómico este lunes desde (), donde ha inaugurado, junto a la consejera de Fomento, ; el presidente de la Diputación provincial de Toledo, ; y los alcaldes de Bargas, Olías del Rey, , , Magán y , la nueva depuradora ‘La Sagra Baja’, que dará servicio a estos seis municipios.

El presidente de Castilla-La Mancha ha asegurado que este encuentro se producirá “no tardando” y que, en paralelo, el Gobierno regional remitirá a cada uno de los nuevos ministros las necesidades específicas de cada área de gestión del Ejecutivo castellano-manchego, incluyendo aquellas inversiones “necesarias a medio plazo” para la región.

En este sentido, ha destacado, entre otras prioridades, la mejora de la línea de ferrocarril entre Madrid y Extremadura, incluyendo los servicios que pasan por Castilla-La Mancha, la política en materia hídrica que afecta a la comunidad autónoma o la paralización del proyecto del cementerio nuclear de Villar de Cañas (Cuenca).

Sobre este último, ha adelantado que, “si retiran los recursos planeados para el cementerio nuclear”, se podría utilizar el dinero “para los letrados” en políticas medioambientales de “mejor uso, que espero que se produzca en los próximos días”.

Mejoras en la línea de tren entre Madrid y Extremadura

El presidente de Castilla-La Mancha ha sido crítico con la situación en la que se encuentra la línea de ferrocarril entre Madrid y Extremadura que, este mismo fin de semana, volvió a registrar un incidente a la altura del municipio toledano de Rielves, donde uno de los vagones del convoy ardió, lo que obligó a sus ocupantes a abandonar el tren campo a través.

“Es un buen ejemplo de la desatención en infraestructuras de estos seis o siete años”, ha lamentado García-Page, quien ha calificado de “tercermundista” esta línea de tren, para la que el presidente castellano-manchego ha reclamado mejoras con carácter urgente.

En este sentido, el presidente regional también ha agradecido al nuevo ministro de Fomento, José Luis Ábalos, que no haya tardado “ni veinticuatro horas” en ponerse “a disposición” para acometer mejoras en el servicio de tren entre Madrid y Extremadura. Algo, ha recalcado García-Page, que contrasta con los “tres años” que, ha recordado, “he estado esperando para reunirme con Rajoy”.