En un mensaje difundido a través de sus redes sociales, el presidente del Ejecutivo autonómico ha ejemplificado en la figura de Amores “lo mejor que puede hacer una sociedad por la gente que padece”, al haber tomado conciencia de la misma desde una perspectiva altruista, pensando “no tanto en él como en quienes pueden tenerla en el futuro”.

“En el comportamiento y en la reacción de quien descubre que tiene ELA se encuentra en muchas ocasiones lo mejor del ser humano, lo mejor de las personas”, ha destacado García-Page, según ha informado la Junta en un comunicado.

Por ello, el presidente de Castilla-La Mancha ha celebrado públicamente no dos años de enfermedad sino dos años “de empuje, de coraje y de ejemplo como persona” que, además, sirve como muestra del compromiso del Gobierno regional para “contribuir a que se solucione la enfermedad”.