El , () volverá a contar próximamente con el servicio de , que fue suprimido durante la pasada legislatura, después de que esta misma semana haya comenzado su instalación.

Así lo ha confirmado el presidente del Ejecutivo autonómico, , durante la celebración del acto institucional con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, que se ha celebrado este viernes en la localidad toledana.

El presidente regional ha subrayado la importancia de poder gestionar con eficacia “uno de los fenómenos de la modernidad más difíciles, el mejor funcionamiento de la Sanidad” y, en este sentido, se ha felicitado por el cumplimiento de este compromiso del Gobierno regional con Torrijos y sus ciudadanos, en el objetivo del “derecho a la salud”, al que deben aspirar “todas las mujeres y hombres”.

En esta línea ha lamentado que este servicio fuera “incomprensiblemente” suprimido durante la legislatura 2011-2015, bajo mandato ‘popular’, y ha mostrado su satisfacción por la recuperación de una prestación “de derecho y justicia”; una recuperación, ha abundado García-Page, que debe servir para reflexionar sobre la perdurabilidad de “todo lo que hemos conquistado” durante los últimos veinte o treinta años.

El TAC de Torrijos (Toledo) tendrá 8 cortes, como lo son igualmente los instalados en los centros de especialidades de las localidades de Ocaña e Illescas y forma parte del Plan de Revitalización de los Centros de Especialidades, iniciado por el Gobierno regional en esta legislatura.

Futuro Centro de la Mujer de Torrijos

El acto ha venido precedido de la inauguración de las obras de rehabilitación de la antigua de Torrijos, donde se ubicará próximamente el Centro de la Mujer de la localidad y que, además, servirá de sede para diversos servicios municipales y las dos asociaciones de la mujer de la población: la ‘La Fuentecilla’ y la Asociación de Mujeres Divorciadas y Separadas ‘Un camino nuevo’.

Una iniciativa que ha recibido la felicitación del presidente de Castilla-La Mancha y a la que ha calificado como “centro neurálgico” de la mujer tanto para Torrijos como para las poblaciones de su entorno.

Las obras, que rondan una inversión de 200.000 euros, han consistido básicamente en la mejora de la accesibilidad y el arreglo de los desperfectos existentes en la cubierta de este edificio, que dejó de ser Casa Consistorial en 2001, cuando el Ayuntamiento se trasladó al Palacio de Pedro I. Del mismo modo, se han efectuado labores que permitirán una mejor eficiencia energética del edificio.