El portavoz de Economía y Presupuestos del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes regionales, , ha asegurado que los presupuestos de 2018 “son los mismos que los años previos y, por lo tanto, son la nueva versión de la gran mentira y engaño de Page y Podemos”.

Según ha indicado en rueda de prensa, “el grado de credibilidad, fiabilidad e idoneidad de los presupuestos hay que buscarlo en la acción inmediatamente anterior del Gobierno, es decir, al grado de ejecución” y actualmente el grado de ejecución de los presupuestos es del 60 por ciento, lo que ayuda a ver que la política presupuestaria del y Podemos no es creíble.

Fuentes de financiación presupuestaria

En este punto, ha indicado que “tras la subida de los impuestos por parte del Gobierno de Page y Podemos, se hizo una nueva revisión a la baja de las previsiones de recaudación, lo que confirma que la reforma fiscal del Ejecutivo regional ha sido de fiasco y las consecuencias se trasladan al proyecto de presupuestos de 2018”.

Asimismo, “la otra fuente de ingresos de los presupuestos es la deuda, que contempla para el próximo ejercicio un aumento de 1.915 millones de euros de endeudamiento bruto”, pero “hay que tener en cuenta que actualmente hay 14.260 millones de euros de deuda”.

Por lo tanto, “Page y Podemos fían las previsiones de ingreso a la buena marcha de la economía nacional; por eso esperan que el dé más dinero y, además, siguen confiando en seguir usando el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) como financiación de las partidas de gasto”.

Por otro lado, ha denunciado la inejecución presupuestaria más de 650 millones de euros en 2016 en las principales partidas de gasto, mientras que, en 2017, las transferencias corrientes –el presupuesto con el que se cumple con las inversiones que promete Page- están a un 52 por ciento de su ejecución.

Además, “las transferencias de capital –el dinero que se destina a autónomos, ayuntamientos o asociaciones- están a un 27 por ciento de ejecución y las inversiones a un 32 por ciento”.