Así lo ha explicado la consejera del ramo, , durante su comparecencia en la Comisión de Economía y Presupuestos de las Cortes de Castilla-La Mancha.

Ha informado también de que la ejecución presupuestaria de la Consejería a septiembre de 2019 asciende a 579,9 millones de euros, un 81,3 por ciento de ejecución en los nuevos programas que se desarrollan en Bienestar Social.

Sánchez ha aprovechado también para destacar algunos de los “muchos” proyectos que su departamento va a desarrollar en 2020.

Así, ha informado de que se va a crear en Castilla-La Mancha, por primera vez, el marco de la ventanilla única, algo que será gracias al desarrollo de un sistema de información social.

Este marco de ventanilla única va a servir para que las personas que necesiten protección y atención social lo hagan de la forma “más ágil y más rápida” mediante una única ventanilla, y para eso, según ha indicado la consejera, se va a hacer una gestión coordinada de todos los departamentos.

Con relación a la discapacidad, la consejera ha indicado que en 2020 se va a desarrollar la ley de protección y apoyo garantizado y para ello se van a crear seis recursos públicos “muy importantes”.

En primer lugar, la oficina regional de registro de planes de futuro para personas con discapacidad. Esta oficina se va a crear en la Dirección General de Discapacidad y también se van a crear cinco unidades de valoración y apoyo que estarán ubicadas en las delegaciones provinciales de Bienestar Social.

En tercer lugar, y también con relación a la discapacidad, la Consejería de Bienestar Social va a desarrollar un acuerdo de colaboración para la mejora del modelo de atención a las personas con discapacidad entre el Cermi, la Consejería de Hacienda y la de Bienestar Social.