En declaraciones a los medios antes de presentar en las Cortes de Castilla-La Mancha la Memoria de la Fiscalía de 2016, Martínez ha calificado este descenso de “vertiginoso”, y ha precisado que los delitos contra el patrimonio son los que más han bajado.

Ha apuntado además que se puede advertir un aumento de procedimientos en cuanto a declaraciones de incapacidad, mientras que hay menos procedimientos derivados de crisis matrimoniales.

José Martínez ha dicho que 2016 ha sido un “año de consolidación de las importantes reformas legislativas en el orden penal y el procesal”, y en lo organizativo “ha sido decisivo en la implantación de aplicaciones informáticas y la digitalización de procedimientos penales”.

En materia de infraestructuras en la región, ha puesto en valor la evolución de la Ciudad de la Justicia de Albacete o las nuevas instalaciones de Guadalajara, mostrándose confiado en que “muy pronto” estas dos capitales de provincia puedan tener “el mismo nivel” que las otras tres.