Las temperaturas mínimas irán en aumento, más acusado en La Mancha y las máximas experimentarán cambios ligeros o aumentos en el extremo sureste. Habrá heladas débiles en valles de la Ibérica y los vientos soplarán flojos del sur y suroeste, salvo en el sureste donde serán flojos variables.

Las temperaturas oscilarán entre los 2 y 22 grados en Albacete, los 7 y 21 en Ciudad Real, de 3 a 19 grados en Cuenca, de 4 a 18 en Guadalajara, y entre los 4 y los 21 grados en Toledo.