, 5 de diciembre de 2017.- El Gobierno regional ha valorado hoy con satisfacción que Castilla-La Mancha sea la segunda comunidad autónoma a nivel nacional que más vaya a crecer este año, con una estimación de crecimiento del PIB regional del 3,4 por ciento.

Así lo prevé el Centro de Predicción Económica (Ceprede), que en las estimaciones mensuales de crecimiento del PIB regional correspondientes al mes de noviembre, que ha publicado hoy, estima que Castilla-La Mancha crecerá este año tres décimas por encima de lo que lo hará el conjunto del país, para el que prevé un incremento del PIB del 3,1 por ciento.

De esta forma, Castilla-La Mancha se sitúa entre las seis regiones españolas que este año crecerán más que la media nacional y dentro de este grupo, en concreto, será la segunda comunidad autónoma con un mayor crecimiento, tan solo por detrás de lo que lo haga la Comunidad de .

Unas estimaciones positivas en las que coinciden diversos organismos de análisis independientes, que apuntan que el crecimiento de Castilla-La Mancha estará por encima de la media nacional tanto este año como en 2018.

Así, el Observatorio Regional de España del cuarto trimestre de este año publicado recientemente por BBVA Research prevé que el PIB de Castilla-La Mancha crecerá un 3,3% este año y un 2,7% el próximo año, mientras que el conjunto nacional lo hará un 3,1% y un 2,5%, respectivamente.

De acuerdo con estas previsiones, las políticas económicas y presupuestarias del Gobierno de continuarán dando resultados positivos a la economía regional, que continuaría con la senda de crecimiento iniciada el año pasado, cuando la región creció un 3,1 por ciento, según datos del (INE), registrando así una tasa de crecimiento que no alcanzaba desde hace varios años.

Además, Castilla-La Mancha presenta una buena salud financiera gracias a haber reducido durante 2016, el primer ejercicio completo del Ejecutivo de García-Page, un 50 por ciento la necesidad de financiación y a que desde el inicio de la legislatura su deuda pública ha crecido tres veces y media menos que la media nacional.

Una buena salud financiera que se refleja igualmente en el periodo medio de pago a proveedores de la región, que, según los datos del , correspondientes al pasado mes de septiembre, fue de 6 días, el mejor dato de esta comunidad autónoma desde que hay registro y lo que supone, además, ser la región de régimen común que más rápido abonó las facturas a sus proveedores en ese mes.