Durante el primer semestre de 2017, la tasa de siniestralidad laboral en la provincia de ha descendido un siete por ciento respecto al mismo período de tiempo del año 2016, según los datos facilitados hoy en la reunión que ha mantenido la Comisión Provincial de Seguridad y , que ha estado presidida por el director provincial de Economía, empresas y Empleo, .

Julián Martín Alcántara, ha puesto en valor este descenso en los accidentes laborales durante este primer semestre del año, “algo que es fruto de la labor de todos los implicados en prevención de riesgos laborales, aunque ha añadido que “debemos de ser prudentes y, sobre todo, seguir trabajando juntos para lograr que la reducción de la siniestralidad se consolide”.

El director provincial ha destacado que la tasa de siniestralidad laboral ha descendido también en todos los sectores durante este primer semestre del año. Así, el índice del sector agrario ha descendido un 12,2 por ciento; en la industria, el descenso ha sido del 5,1 por ciento; en la construcción, la bajada es del 3,1%; y en el sector servicios, el descenso ha sido del 9%.

Igualmente, se ha producido un descenso en el índice de incidencia en todos los grados de accidentes, siendo el descenso más acusado en los accidentes graves, con una caída de la tasa del 12 por ciento. En los accidentes leves, el descenso de la incidencia ha sido del 6,9 por ciento, mientras que en los accidentes mortales, lamentablemente, el descenso ha sido más moderado, situándose en el 3,6%.

“Las cifras han evolucionado de manera favorable también en valores absolutos, ya que el número de accidentes en jornada durante este primer semestre ha ascendido a 3.746, lo que supone 136 accidentes menos y una caída del 3,5%” ha explicado Martín Alcántara, que ha añadido que “este descenso en términos absolutos se ha producido también en todos los sectores, salvo en el sector de la construcción en el que se han producido 43 accidentes más que en 2016”.

Los datos han sido algo menos positivos en caso de los accidentes “in itinere”, ya que en el primer semestre de este año se han producido 258, lo que supone 19 accidentes más que en el mismo período de 2016, aunque la mayoría -255- han sido leves, mientras que los accidentes “in itinere” graves y mortales han descendido un 33,3 por ciento y un cincuenta por ciento, respectivamente.

El director provincial de Economía, Empresas y Empleo ha explicado que “estos datos son especialmente positivos si tenemos en cuenta que se ha incrementado en 6.157 personas, un 3,7%, el número de trabajadores afiliados a la Seguridad Social en este semestre analizado, pasando de los 166.117 del primer semestre de 2016 a los 172.274 de 2017”.

Actuaciones técnicas del Servicio Provincial de Salud y Seguridad Laboral

En la reunión de la Comisión, Julián Martín Alcántara, ha asegurado que “desde la Dirección Provincial estamos y seguiremos trabajando en materia de prevención con la misma determinación de siempre para reducir la siniestralidad y estamos cumpliendo con la programación de visitas y actuaciones diseñadas en los diferentes programas”.

Así, Martín Alcántara ha informado que durante este primer semestre los técnicos del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales de la Dirección provincial han realizado 376 visitas de comprobación en los diferentes programas.

Del informe de actividad de este primer semestre, destacan las 158 visitas y seguimiento de las 107 empresas seleccionadas dentro del Plan Reduce, así como las 159 visitas de seguimiento realizadas a 101 obras de construcción de la provincia.

Asimismo, se ha tramitado 37 expedientes de trabajos con amianto (28 ya iniciados y 9 activados), realizándose los requerimientos necesarios para su aprobación, así como siete visitas y seguimiento de las labores ejecutadas en el centro de trabajo.

En cuanto a programas específicos y microprogramas, el director provincial ha puesto de manifiesto que se han realizado 39 investigaciones de accidentes leves, con un total de 40 visitas y seguimiento de las empresas, así como 4 investigaciones de accidentes graves y mortales, con el correspondiente seguimiento.

Por último, señalar que se han realizado también 8 visitas a siete empresas dentro del microprograma de polígonos industriales.

Un Acuerdo Estratégico necesario

En este sentido, el director provincial ha asegurado que “el Gobierno de Castilla-La Mancha está trabajando para reducir las cifras de siniestralidad laboral y mejorar las condiciones de trabajo y fruto de ello es la reciente firma con empresarios y sindicatos del Acuerdo Estratégico para la Prevención de Riesgos Laborales 2017-2021, que cuenta con un presupuesto de más de 26 millones de euros y que permitirá también realizar una planificación más extendida en el tiempo de las diferentes actuaciones y medidas”.

Se trata de un “acuerdo participativo” en el que han tomado parte 41 entidades del sector público y privado divididas en siete grupos de trabajo, en los que se han aportado más de 500 propuestas y en el que lo largo de ocho meses han trabajado en este documento mutuas, Inspección de Trabajo y Seguridad Social, la FEMP, entidades locales, asociaciones sectoriales, agentes sociales y diferentes órganos de la Administración regional para elevar a la Mesa de Coordinación y Seguimiento del Acuerdo una estrategia compuesta por cinco ejes de actuación y 148 medidas concretas.

Finalmente, Martín Alcántara ha señalado que la accidentalidad laboral es un problema social que “no puede ser tratado exclusivamente en el ámbito de la inspección y la sanción, sino que es necesario un cambio de hábitos en la sociedad, favoreciendo conductas que lleven al establecimiento de una cultura de la prevención” y ha añadido que “es necesario el trabajo de todos y cada uno de nosotros en nuestras respectivas funciones para lograr que esta hoja de ruta que nos hemos marcado entre todos nos lleve a la disminución y eliminación de los accidentes laborales”.