Según los datos del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del , remitidos por el , en el conjunto de ese número de denuncias, un total de 1.238 mujeres en Castilla-La Mancha aparecen como víctimas de violencia de género, 933 españolas y 305 extranjeras. Comparando el dato con el mismo periodo del año anterior, refleja un aumento del 4,7 %.

En cuanto a la ratio de mujeres víctimas de violencia de género por cada 10.000 mujeres fue de 12,23 en Castilla-La Mancha, por debajo de la media nacional situada en 15,89.

Los asuntos penales de violencia de género registrados en los órganos judiciales de Castilla-La Mancha, entre el 1 de enero y el 31 de marzo de 2018, aumentaron un 7 % respecto al primer trimestre del año anterior. Ingresaron 1.582 nuevos asuntos frente a 1.478 en 2017.

Según el TSJCM, en el primer trimestre del año, en 85 casos la víctima de violencia de género se acogió a la dispensa legal de la obligación de declarar como testigo prevista en el artículo 416 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, cifra inferior, en un 5,6%, al mismo periodo del año anterior, cuando 90 víctimas se acogieron a esta dispensa.

Desde el año 2015, el Observatorio sustituyó entre sus datos estadísticos la cifra de renuncias por la de víctimas que se acogen a la dispensa a la obligación legal de declarar, por entender que se trata de un parámetro más acorde a la realidad toda vez que en los procedimientos de violencia de género la Fiscalía siempre actúa de oficio, por lo que la renuncia de la víctima no lleva aparejada obligatoriamente la finalización del proceso judicial.

404 ÓRDENES DE PROTECCIÓN

Durante el primer trimestre de 2018 se incoaron en Castilla-La Mancha 404 órdenes de protección, de las que 285 correspondieron a mujeres españolas y 119 a extranjeras. 12 de las solicitudes de órdenes de protección correspondían a mujeres menores de edad. Del total de las 404 órdenes de protección incoadas, se adoptaron 295, lo que supone el 73%.

En otro orden de cosas, un total de 229 hombres fueron enjuiciados por violencia de género en Castilla-La Mancha en los meses de enero a marzo de 2018, con el resultado de 176 condenas, lo que supone el 76,9% de condenas entre los enjuiciados.