Sobre el arrestado, que previsiblemente ingresará este viernes en la cárcel de Alcalá Meco, pesa la imputación inicial de la supuesta comisión de un delito de asesinato, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de en un comunicado. La Guardia Civil le arrestó el martes y tras interrogarlo ha pasado esta mañana a disposición judicial, donde ha comparecido cuatro horas y medio en total.

El abogado de la familia de la víctima, , ha explicado a los medios que el arrestado ha negado su participación en los hechos. Sin embargo, ha indicado que cree que es culpable tras analizar por encima la documentación de la investigación policial, que recoge las declaraciones de 83 testigos y otras pruebas, “y el cúmulo de todas ellas nos predispone a pensar que efectivamente es el autor, salvando la presunción de inocencia”.

No obstante, el letrado ha indicado que de momento desconocen el móvil o motivación del homicidio y su ensañamiento —el cuerpo de Miriam recibió una multitud de puñaladas—, ya que hay diligencias penales que se mantienen secretas.