Según apuntan desde el Gobierno regional, esta iniciativa primaría las zonas de Puertollano-Almadén, Villar de Cañas y Talavera de la Reina, donde la generación de empleo se colocaría en 2.000 trabajadores durante la construcción y más de un centenar cuando arranque su actividad.

Durante la inauguración de una nueva planta de biomasa por parte de Ence en Puertolano, el presidente autonómico ha dicho que pedirá “con contundencia” al nuevo Gobierno permiso para esta estrategia, toda vez que Castilla-La Mancha “va por delante en la producción de energía”, ya que produce el doble en renovables del consumo total al año.

Para García-Page, hay dos “grandes retos” en torno a la energía y el medioambiente en el corto plazo. Para ello, ha abogado por hacer de España un país “soberano” en materia energética.

“Merece la pena jugar a la independencia —en este asunto— y merece la pena ganar soberanía energética. En una década, será importante para la economía nacional no tener tanta dependencia del barril de petróleo. Tenemos capacidad de producir la energía que consumimos y encima de manera limpia”, ha afirmado.