Guadalajara, 6 de enero de 2020.- Instructores del , dependiente del (SESCAM), han impartido un curso de ‘Inmersión a la simulación clínica’ en el que han participado doce profesionales sanitarios del Área Integrada de Guadalajara, procedentes de diferentes ámbitos tanto de Atención Hospitalaria como Atención Primaria, para aprender a actuar en equipo ante distintas situaciones y escenarios.

Esta formación, de la que participan anestesistas, médicos de Urgencias y de Atención Primaria, personal de Enfermería y profesionales del ámbito de la ingeniería vinculados con la docencia y la formación, tiene como objetivo introducir a los participantes a la metodología empleada en la formación y entrenamiento de equipos multidisciplinares como herramienta para la mejora de la calidad asistencial.

La formación, que ha contado con gran entusiasmo y colaboración por parte de todos los participantes, ha sido impartida por , y por el coordinador de Investigación, Docencia, Formación y Calidad de la Gerencia del Área Integrada de Ciudad Real, Calvo. Todos ellos han sido formados en el Centro de Simulación de (Santander) a través de la metodología del Institute for Medical Simulation (IMS) de (EEUU).

Esta formación, ha explicado Francisco Javier Redondo, pretende familiarizar a los participantes con esta herramienta de la simulación clínica y con la preparación de futuros talleres en los diferentes ámbitos clínicos en los que se realiza un trabajo multidisciplinar, con el fin de recrear situaciones a las que los profesionales pueden enfrentarse en su práctica diaria y aprender a actuar en equipo, así como analizar el trabajo realizado y explorar cómo mejorarlo.

Durante 10 horas el curso ha abordado tanto la preparación de los diferentes escenarios clínicos simulados como los posteriores ‘debriefing’ o conversaciones que se mantienen después de la vivencia de la experiencia clínica, entre otros aspectos.

En este sentido, ha señalado el coordinador, “resulta fundamental que la recreación del escenario clínico al que se enfrentan los profesionales sea lo más realista posible, contando para ello con la participación de actores que ayuden en estas simulaciones”.

Durante el curso se han recreado situaciones como la atención a víctimas politraumatizadas tras un accidente, incluyendo la atención a una mujer embarazada acompañada por su marido y su hijo y se han planteado escenarios donde se buscaba poner de manifiesto la importancia de la higiene, el lavado de manos o las medidas de contacto, entre otras. Las experiencias recreadas buscan poner en práctica el trabajo en equipo, el liderazgo y manejo de crisis, y son grabadas para facilitar su análisis en el posterior debate.

Importancia de esta formación

Esta metodología permite atender las necesidades de los diferentes servicios y/o áreas, en lo relativo a Atención Primaria, hospitalización, bloque quirúrgico, psiquiatría, urgencias, paciente crítico, laboratorios, farmacia, áreas de humanización o seguridad del paciente. Asimismo, conviene destacar que esta formación se está empezando a implementar en el currículum de diferentes especialidades en la formación de los médicos internos residentes (MIR).

El Centro de Simulación de la Gerencia del Área Integrada de Ciudad Real se está posicionando como referente regional en la formación relativa a esta metodología. Con este tipo de actividades formativas se pretende alcanzar una línea estratégica común que dé soporte y cobertura a la formación en líneas tan importantes como la seguridad del paciente, la humanización o la gestión de riesgos sanitarios, entre otras.

El empleo de la simulación clínica, que viene aumentando en los últimos años, constituye una herramienta de entrenamiento para profesionales sanitarios que resulta de gran eficacia para aprender a tomar decisiones clínicas, adquirir habilidades técnicas y trabajar en equipo.

En esta metodología resulta esencial el ‘debriefing’ o conversación entre varias personas para analizar un evento real o simulado en el que los participantes analizan y reflexionan no sólo sobre las acciones sino también sobre los procesos, habilidades o estados emocionales, todo ello con el fin de mejorar o mantener el rendimiento en el futuro.