Esta actividad, que se desarrollará en todas las áreas sanitarias de la región a partir del mes de mayo, se articula en sesiones teórico-prácticas de cinco horas de duración y, en un primer momento, permitirá formar a más de 400 profesionales en las 15 ediciones programadas hasta el momento, según ha informado el Sescam en nota de prensa.

En concreto, serán impartidas por profesionales del grupo de formador de formadores generado a partir de las ‘Estrategias para la Prevención de Suicidio e intervención ante conductas suicidas’, que están coordinadas desde el área de en la Dirección General de Asistencia Sanitaria del Sescam.

Con esta iniciativa se pretende aumentar la sensibilización de los profesionales sanitarios, pero también ofrecer conocimientos básicos en relación con conductas suicidas. Así, se busca desterrar mitos e ideas erróneas sobre el suicidio, pero también formar en los factores de riesgo o las señales de alarma y en aspectos que puedan servir para la protección del paciente.

En este sentido, el programa formativo servirá para dar a conocer las estrategias regionales, así como para formar a los profesionales en las técnicas básicas para la evaluación del riesgo suicida en Atención Primaria, así como las actuaciones recomendadas en cada caso, incluyendo la posible derivación a los servicios de salud mental o de urgencias psiquiátricas.

Igualmente, los profesionales que se formen en el conjunto de estos cursos contribuirán por su parte a la difusión de información y a la sensibilización de otros profesionales de Atención Primaria ante esta cuestión.

PLAN DE SALUD MENTAL

Estos cursos de formación se encuadran dentro de las líneas estratégicas marcadas en el Plan de Salud Mental de Castilla-La Mancha 2018-2025 para la prevención del suicidio en la región, y que hace especial hincapié en la formación de profesionales sanitarios, del ámbito educativo de los servicios sociales, pero también de otros colectivos, como las Fuerzas de Seguridad del Estado.

Así, en línea con este Plan de Salud Mental, el Grupo Regional de Trabajo sobre Suicidio, conformado por más de 40 expertos de distintos ámbitos, ha puesto en marcha distintas acciones, tanto desde el punto de vista formativo, como el curso ‘Formación de formadores. Detección e intervención ante el riesgo de suicidio’, como marcando unas líneas de trabajo para mejorar en la prevención del suicidio.

El desarrollo de la ‘Estrategia de intervención ante tentativas autolíticas y prevención del suicidio’, incluye acciones orientadas a la prevención e intervención ante el riesgo de suicidio o autolesiones en las diferentes etapas de la vida, proporcionando pautas prácticas de actuación a educadores, familiares, cuidadores y profesionales sanitarios.