Más de veinte profesionales de Centros de la Mujer, dispositivos de acogida, Servicios Sociales, así como personal sanitario de la provincia de Toledo han participado entre ayer y hoy en las ‘Jornadas formativas para la prevención de la mutilación genital femenina’, que ha organizado el y han sido impartidas por Médicos del Mundo en la .

La directora provincial de la Mujer, Charo Navas, que clausuraba esta actividad formativa, explicaba que “las y los profesionales” han podido mejorar su formación en las pautas de intervención multidisciplinar para tratar de conseguir erradicar esta práctica de mutilación entre la población migrante africana, a través de estas jornadas que está desarrollando el a nivel regional, “con el objetivo de que tengan todos los instrumentos necesarios para abordar de una manera más eficaz esta flagrante vulneración de los derechos humanos, que además constituye una grave violencia de género más”.

En este sentido, defendía la importancia de estas jornadas formativas para poder actuar y prevenir “ante esta grave problemática presente en nuestra provincia, especialmente entre la población migrante de la zona de la Sagra”, destacando el interés de “poder intercambiar opiniones y experiencias para mejorar y coordinar las posibles intervenciones profesionales con las que abordar la mutilación genital femenina”.

Charo Navas recordaba que el tiene firmado, desde septiembre de 2017, un protocolo con Médicos del Mundo, la Universidad de Alcalá y la Fundación Kirira para la prevención de la mutilación genital femenina entre la población migrante que reside en la región.

Mediante este acuerdo, en el que están implicados los diferentes departamentos del Ejecutivo autonómico, se proporciona a profesionales de los Servicios Sociales de Atención Primaria, del ámbito sanitario y educativo, de Centros de la Mujer y recursos de acogida la sensibilización, información y formación necesaria para actuar en situaciones de riesgo; además de articularse un sistema de intervención integral sobre la población de riesgo en las comunidades que realizan estas prácticas, así como para mitigar los efectos de estas mutilaciones entre las mujeres que ya han sido víctimas.

Igualmente, se cuenta con una Comisión de Seguimiento Regional, además de otra de carácter provincial, mediante las que se analizan los posibles casos que se pueden dar y la metodología a seguir.

Castilla-La Mancha ha participado también en el Programa Europeo AFTER ‘Acaba con la ablación’ junto con la , que se ha desarrollado durante dos años en la región, cofinanciado por la UE y cuya conferencia final tuvo lugar el pasado mes de febrero en Toledo.

El objetivo de este proyecto para combatir la mutilación genital femenina, a través de diferentes actividades comunitarias llevadas a cabo en cinco países europeos (Bélgica, Irlanda, Italia, Suecia y España) se ha dirigido a empoderar a las mujeres migrantes para que puedan rechazar la práctica de la mutilación genital femenina, así como educar a las comunidades de riesgo sobre sus peligros para que también apoyen a mujeres y niñas que puedan verse amenazadas.

La directora provincial de la Mujer ha subrayado que “el compromiso del Gobierno regional y del Instituto de la Mujer es pleno para conseguir una mayor conciencia sobre las consecuencias de la mutilación genital femenina entre la comunidad de migrantes originales de países de África, así como para contribuir a la desaparición de esta flagrante práctica que conlleva la violación de los derechos humanos”.

En este sentido, ha destacado que la sensibilización, prevención y actuación en la lucha contra la mutilación genital femenina será incluida en el futuro anteproyecto de Ley para una Sociedad Libre de Violencia de Genero en Castilla-La Mancha.