El curso, promovido por la Sociedad española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES) de Castilla-La Mancha y organizado por la junto a los responsables de la coordinación hospitalaria, ha constado de una parte teórica con contenidos encaminados a dar a conocer el modelo español, el proceso de la donación en Castilla-La Mancha y conocer los tipos de donantes, fundamentalmente donantes en muerte encefálica, donante en asistolia y donante vivo, según ha informado la Junta en nota de prensa.

Asimismo, se ha ofrecido formación sobre el proceso de donación, la valoración del donante y mantenimiento del mismo, la detección del potencial donante en el área de urgencias y el papel que desempeña en este sentido el médico de Urgencias. Finalmente, se ha abordado el traslado de potenciales donantes y el papel que desempeñan los servicios de emergencias al respecto.

Por otra parte, el curso ha contado con un apartado práctico en el que se han desarrollado talleres para la simulación de casos y cómo enfocar la entrevista a los familiares del posible donante, analizando un caso real desde que el paciente entra por Urgencias hasta que se lleva a cabo la donación, así como un taller de detección y valoración del donante.

El curso ha contado con la participación de , del servicio de urgencias del Complejo Hospitalario de Toledo; el coordinador de Trasplantes del , ; y las intervenciones de los doctores María Isabel Merchán y Juan Bertos, del servicio de Urgencias del y de la Gerencia de Urgencias y Emergencias del (Sescam), respectivamente, junto a los coordinadores de trasplantes de Guadalajara.

La coordinadora médica de trasplantes del , , ha subrayado la importancia de formar a profesionales, tanto médicos como enfermeros, interesados en el proceso de la donación. Dar a conocer las bases de este proceso, ha apuntado, “hace que aumente en los servicios de Urgencias el índice de detección de donantes, gracias a una mayor implicación de los profesionales”.

Por su parte, el coordinador de Enfermería de trasplantes del centro guadalajareño, , ha destacado la importancia del profesional de Urgencias para mejorar la detección de potenciales donantes y con ello de órganos que pueden salvar vidas, y la necesidad de una buena comunicación y colaboración entre servicios.

Rojo ha valorado la satisfacción de los alumnos y la importancia de este tipo de propuestas formativas para facilitar el derecho de toda persona a ser donante y, en este sentido, ha aludido a la formación de residentes y los futuros profesionales sanitarios “que son el futuro de la medicina y la enfermería”.

Asimismo, ha apuntado la necesidad de desarrollar iniciativas que contribuyan a promocionar la donación, no sólo en los centros sanitarios sino llevando acciones sensibilizadoras y divulgativas a centros educativos y asociaciones.