El programa de Termalismo Terapéutico del del que se beneficiarán alrededor de 200 personas con párkinson, familiares y profesionales se desarrollará en el mes de agosto con el objetivo de que los participantes reciban un tratamiento especializado dirigido a mejorar su calidad de vida durante la estancia y en periodos posteriores.

En concreto, participarán en el programa, financiado por la Consejería de Bienestar Social, usuarios de las asociaciones de párkinson de Ciudad Real, , Talavera de la Reina, , Cuenca, , La , Albacete, , y .

Se trata de un programa pionero que persigue varios objetivos: el tratamiento terapéutico rehabilitador para los enfermos de Parkinson; el respiro hidrotermal para sus cuidadores junto con la adquisición de habilidades y destrezas para la resolución de conflictos en la prestación de los cuidados, y la formación de los profesionales de las diferentes asociaciones junto la unificación de criterios, método y metodología de actuación por parte de las entidades participantes.

El presupuesto para el desarrollo del programa en 2018 asciende a 74.000 euros, un 20 por ciento superior al del pasado año.

El Termalismo Terapéutico para personas con párkinson se suma al dirigido a personas con alzheimer y con discapacidad, además del programa de Termalismo Social para personas mayores de 65 años, para el que se han ofertado 5.000 plazas en 2018.

Las estancias son de cinco días y cinco noches, con pensión completa, y se ofrece alojamiento y manutención, tratamiento termal y actividades socioculturales y de ocio.

El programa de Termalismo del Gobierno de Castilla-La Mancha supone un generador de economía y empleo en la región, especialmente en las zonas rurales, ya que mantiene 600 puestos de trabajo directos y 1.700 indirectos.