Por estas razones, el Gobierno de presenta el Plan de Ordenación y Promoción del Turismo de Castilla-La Mancha 2006-2009 que contempla el conocimiento de la oferta y la demanda, un plan específico de actuaciones y las estructuras que le dan soporte.

Bases sobre las que se asienta el Plan

Con este Plan, Castilla-La Mancha quiere iniciar una nueva etapa en el desarrollo del sector turístico considerándolo como eje estratégico para el desarrollo económico de la Comunidad.

El modelo elegido se sustenta en la consideración del turismo como la mejor herramienta para dar a conocer los recursos naturales y culturales de la región y para procurar su mantenimiento y conservación.

Con estas bases se pretende aumentar la rentabilidad económica, social y patrimonial de la actividad turística mediante la profesionalización de la gestión, la coordinación administrativa, la cooperación público-privada y la participación de la sociedad civil.

Las bases de este modelo son:

Sostenibilidad. Principio que necesita una gestión integral de los recursos naturales y culturales para asegurar su desarrollo y conservación en el largo plazo.

Rentabilidad social. El turismo en el medio rural puede desarrollar actividades turísticas que mitiguen la despoblación del medio rural a través de la generación de empleo y el aumento de la renta. El modelo de desarrollo de turismo debe repercutir en la calidad de vida de la población de Castilla-La Mancha.

Rentabilidad económica. Para hacer viables los negocios turísticos mediante el aumento de visitantes, pernoctaciones y aumento del gasto per cápita.

Impactar al visitante. Ofreciendo una experiencia singular como resultado del viaje a Castilla-La Mancha.

Calidad. Como elemento transversal de todos los programas del Plan.

Refuerzo de la identidad regional. Poniendo en valor la idiosincrasia de la comunidad como soporte de la identidad, cultura e intereses de la población.

Generación de productos turísticos. Con el que se incorporen constantemente como recursos y su utilización para configurar lugares, zonas y destinos turísticos en diferentes zonas de la región.

Modelo y participación

La nueva etapa en la gestión se caracterizará por:

La profesionalización en la gestión:

La administración y estructura en tres grandes apartados: ordenación-administración, gestión y promoción-investigación, esta última desarrollada por el Instituto de Promoción Turística.

Coordinación administrativa y coordinación y participación del sector privado:

Se crean o activan tres órganos de participación y coordinación a tres niveles.

Activación del Consejo de Turismo donde están representados las administraciones y el sector como órgano de coordinación entre consejerías y direcciones generales de la Junta de Comunidades, con otras administraciones y con los representantes del sector privado para la mejora de la gestión de recursos y activos.

Instituto de Promoción Turística de Castilla-La Mancha. Tendrá la forma de sociedad anónima y se encargará de las funciones de promoción e investigación. Contempla la participación de otras administraciones, organismos de representación del sector y otras entidades en un 49%.

Clubes de producto. Se trata de participación privada ad-hoc para la coordinación de acciones concretas de marketing turístico donde están representados los empresarios y el Instituto de Promoción e Investigación para desarrollar acciones concretas de promoción de determinados productos turísticos en determinados mercados.

Plan de acción

El Plan contempla 18 programas de actuación de 2006 a 2009 en las áreas de ordenación/administración, gestión en el Instituto de Promoción Turística.

Ordenación/Administración: Programa de Normativa; Programa de Calidad; Programa de Formación; Programa de Nuevas Tecnologías y Programa Inspección.

Gestión: Programa de Oficinas de Información Turística; Programa de Señalización Turística; Programa de Fomento del Turismo; Programa de Proyectos Singulares.

Instituto de Promoción Turística: Programa de Entidades de Promoción Provincial; Programa de Investigación e Inteligencia Turística; Programa de Marcas Turísticas; Programa de Marketing y Promoción; Programa de Comercialización; Programa ‘Clubes de Producto’ y Programa ‘Captura’.

Objetivos

Las actuaciones del Plan persiguen cinco grandes objetivos:

Estructurar la gestión y promoción de la actividad turística de Castilla-La Mancha.

Dotar a Castilla-La Mancha de una visión a largo plazo sobre su desarrollo y posicionamiento turístico.

Aumentar la notoriedad de Castilla-La Mancha como destino turístico.

Incrementar el número de turistas que acuden a la región.

Incrementar su gasto per cápita e incrementar su estancia media.

Instituto de Promoción Turística

El Instituto se concibe como la piedra angular del Plan de Ordenación y Promoción del Turismo de Castilla-La Mancha, un plan que junto al conocimiento en profundidad de la oferta y la demanda contempla actuaciones específicas a las que dará cobertura el Instituto de Promoción Turística (IPT).

Aprobado por unanimidad en las Cortes de Castilla-La Mancha, con la Ley del Instituto de Promoción Turística se ha creado un órgano flexible y eficiente para dar un nuevo impulso a la gestión y promoción de la actividad turística de Castilla-La Mancha bajo parámetros de profesionalidad.

El IPT se encargará de coordinar los esfuerzos de promoción, buscará líneas de colaboración con las administraciones en temas de promoción turística así como la integración de la iniciativa privada en las labores de comercialización y promoción turísticas.

Sus tres grandes objetivos son:

Un crecimiento sostenible del número de visitantes de fuera de la región, nacionales e internacionales.

Desarrollar la función de investigación e información estadística propia, tanto de la oferta como de la demanda.

Colaborar con el Instituto de Estudios Turísticos de España, dependiente del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, para elaborar información personalizada para Castilla-La Mancha.

El IPT tendrá personalidad jurídica de sociedad mercantil, bajo la fórmula de sociedad anónima, y una triple misión: No se limitará a realizar la promoción de la oferta turística sino que favorecerá aspectos que puedan incidir en la competitividad y sostenibilidad a la vez que promoverá el desarrollo de nuevos productos turísticos.

Como instrumento de apoyo a la comercialización y promoción será un asistente al sector, ayudando a promocionar y vender sus productos. Como organización, está comprometida con la eficacia y eficiencia en su gestión.

Madurez del Turismo en Castilla-La Mancha

Visitantes: 2 millones de viajeros en 2005 lo que supone un 5% más respecto al año anterior. Los meses de mayor afluencia de turistas han sido, por este orden, agosto, septiembre, octubre y julio.

Pernoctaciones: 3’5 millones, lo que supone un incremento del 8% en hoteles y del 13’7% en casas rurales.

Estos datos no deben tomarse como algo coyuntural ya que si establecemos un período más amplio, los últimos 5 años, el crecimiento supera los 17,5 puntos, es decir, 15,8 puntos por encima de la media nacional, que se situó en el 1,8%. Lo que corrobora la tendencia de crecimiento de la demanda turística de Castilla-La Mancha.

Oferta turística. La evolución de plazas de alojamiento hotelero en la región en el periodo 2000/2005 ha sido del 26,4%. Actualmente, el número de plazas de alojamiento se eleva a 17.245 y el de hoteles a 254.

El crecimiento en el número de casas rurales en Castilla-La Mancha en el mismo periodo ha sido del 148%, siendo el crecimiento de plazas ofertadas del 175%. Actualmente, el número casas rurales es de 837 y el de plazas de alojamiento rural se eleva a 5.751.

El aumento de los alojamientos turísticos, especialmente acentuado en el alojamiento de tipo rural, así como el número de establecimientos de restauración, es una prueba irrefutable de que el sector privado del turismo está invirtiendo en Castilla-La Mancha porque es un sector dinámico que genera actividad y negocio.

Dentro de esta creciente infraestructura turística, hay que hablar de la labor que desarrollan las agencias de viajes, cuyo nivel de implantación constituye un buen termómetro de la confianza que el sector privado deposita en un determinado destino turístico.

En este sentido, Castilla-La Mancha ha pasado de tener 170 agencias de viaje autorizadas en 2000 a más de 216 agencias en la actualidad, lo que supone un nivel de crecimiento en ese periodo del 27%.

Creación de empleo. En el período enero-octubre de este año, Castilla-La Mancha es la Comunidad Autónoma que más crece en afiliados a la Seguridad Social en el sector turístico, con un incremento medio del 9,6%, casi el doble que la media nacional.

Gasto turístico. En los tres primeros trimestres del año, Castilla-La Mancha está entre las regiones que más aumenta el gasto por turista, un 25% (cuando la media nacional es del 5,7%), además, el gasto medio diario se sitúa en 80,9 euros, uno de los más elevados de cuantos se producen en el resto de Comunidades Autónomas.