La provincia de Guadalajara cuenta hoy con 207 antenas de telecomunicaciones con cobertura 4G, frente a las 5 que había al inicio de la presente legislatura. Este radical cambio en las telecomunicaciones de la provincia ha sido posible gracias al importante esfuerzo inversor que ha realizado el Gobierno regional para impulsar el desarrollo de las zonas rurales de Guadalajara.

En concreto, el ha invertido cerca de 9 millones de euros en despliegue de 4G en la provincia, especialmente en municipios que no superan los 100 o 200 habitantes, cumpliendo así con el compromiso del presidente, , de llevar la banda ancha en movilidad a todos los municipios de la región.

Gracias a esta inversión el Gobierno de Castilla-La Mancha ha desplegado 202 antenas de 4G en toda la provincia a lo largo de la legislatura lo que permite dar cobertura a 261 núcleos de población. De este modo, ahora la cobertura llega al 93,37 por ciento de la población provincial.

Algunas de las últimas antenas instaladas son las de Lebrancón (pedanía de Corduente), Escalera (pedanía de Valhermoso) y Villar de Cobeta (pedanía de Zaorejas), en las que la Consejería de Fomento ha invertido 230.000 euros.

El delegado de la Junta en Molina de Aragón, , y el director provincial de Fomento, Julio Calle, han visitado los tres municipios para comprobar el funcionamiento de estas nuevas instalaciones.

Las nuevas infraestructuras de telecomunicaciones son instalaciones que permitirán emitir la señal en 4G con una mayor velocidad media cercana a los 30 Megabits por segundo y además tendrán una rápida evolución a la tecnología 5G.

El delegado de la Junta en Molina ha destacado el trabajo la especial atención que presta el Gobierno que preside Emiliano García-Page al mundo rural, y “el esfuerzo que desde el Ejecutivo regional se hace para mejorar las condiciones de vida de los habitantes de cualquier municipio, independientemente del número de habitantes del mismo”, de hecho los tres núcleos de población en los que se ha instalado las antenas tienen empadronados un total de 37 habitantes.

En este sentido Barra ha puntualizado que este tipo de inversiones en municipios con tan poca población “solo las hace una Administración pública comprometida con el medio rural, que lucha con acciones concretas y palpables contra la despoblación y no se queda en los titulares como en los anteriores cuatro años”.

En los mismos términos se ha manifestado el director provincial de Fomento, que ha hecho especial hincapié en “la radical transformación que ha tenido la provincia en materia de telecomunicaciones en estos últimos cuatro años que responde al trabajo de una Administración realmente comprometida con todos y cada uno de los habitantes de esta tierra, independientemente de dónde residan y que apuesta por el desarrollo conjunto de la provincia y no solo de sus grandes núcleos”.