El presidente de la Diputación de Teruel, , el vicepresidente de la DPT, Joaquín Juste, el presidente de la Diputación de Guadalajara, , y el diputado de Recursos Humanos de la Diputación de Tarragona, Joan Josep Malrás, han celebrado este jueves una reunión en Teruel para impulsar este proyecto y dar los primeros pasos ante una futura entrevista con el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna.

Ramón Millán ha señalado que “en esta reunión vamos a intentar acercar posturas y crear un argumentario ante la visita al ministro porque es una línea recta que une el centro con una salida al Mediterráneo, enlazando Madrid y Tarragona”.

Millán ha subrayado que “con la carretera de Cuenca hay un compromiso para una mejora en el tramo de Teruel para hacerla más segura” y la N-211 se presenta como un “eje que vertebraría la provincia por el centro y propondremos al ministro que nos reciba para hablar de un proyecto para el que tenemos argumentos, uno común con Guadalajara que es la despoblación”.

Por su parte, el presidente de la Diputación Provincial de Guadalajara, José Manuel Latre, ha relatado que “llevamos tiempo hablando del tema, esta vía es fundamental para Guadalajara por atravesar la zona del señorío de Molina que conecta desde Alcolea del Pinar con zonas de Teruel que tienen el mismo problema de despoblación”, ha coincidido.

En opinión de Latre es necesario “incentivar la red de vías de comunicación para incentivar el desarrollo económico, la seguridad y crear empleo” en estas tres provincias.

TIEMPO

El diputado provincial de Tarragona, responsable del área de Recursos Humanos y Políticas Activas de Ocupación, Joan Josep Malrás, ha apuntado que en Tarragona en esta carretera “tenemos dos o tres puntos como , Falset o Gandesa sin variantes y saturados y la alternativa de una autovía es importante si queremos aproximar empresas”.

“He salido a las nueve de la mañana y he llegado a Teruel a las doce y media; hoy las distancias se miden en tiempo y en los pueblos pequeños que apuestan por su desarrollo requieren de esta apuesta de las tres Diputaciones”, ha defendido.

En este sentido, ha estimado que “el tema ferroviario no es viable, con el cierre de la vía del Val de Zafán y la carretera necesita la mejora de los tiempos” porque un viaje de tres horas y media “no es viable y con la autovía hay una oportunidad, hemos de buscar proyectos en común, tenemos que aportar y trabajar juntos contra la despoblación”.

Los responsables de las diputaciones no han querido referirse a las densidades del tráfico existente actualmente porque “primero se tiene que hacer viable, es un proyecto que se hace para el futuro”, ha dicho Millán.

que plantean las tres diputaciones tendría su punto de partida en Alcolea del Pinar y seguiría por Guadalajara por la zona de , para continuar por Teruel a través de Monreal del Campo hasta Caminreal, conectándose con la A-23 y seguir hasta Montalbán. Llegaría hasta Alcañiz y Calaceite, hacia la provincia de Tarragona para salir al Mediterráneo.