El próximo lunes, 13 de noviembre, se abre al público en el Archivo Histórico Provincial de Toledo (AHPTO) la exposición “Edificios de papel”, una muestra de fotografías, planos y documentos relacionados con la arquitectura de nuestra provincia desde el siglo XVI a nuestros días y conservados en el Archivo.

Desde siempre, los seres humanos han sentido la necesidad de construir. Las construcciones arquitectónicas son signos inequívocos de actividad humana y, además, suelen ser de los que más tiempo perduran, incluso mucho después de que sus moradores los hayan abandonado. Como toda actividad humana, la arquitectura también ha dejado su huella en los archivos.

Por ello, “Edificios de papel. Documentos sobre arquitectura en el Archivo Provincial de Toledo” pretende mostrar a los visitantes que el diseño y construcción de edificios, como parte de la vida cotidiana presente y pasada, también ha dejado su huella en la documentación de nuestra provincia.

En su recorrido por la muestra, los visitantes podrán contemplar desde planos, dibujos y fotografías de construcciones singulares, como el claustro del monasterio de de los Reyes, la torre de la Catedral de Toledo, la capilla del o el Ayuntamiento de Mora, hasta documentos referidos a viviendas burguesas en la de Valdecaleros en Toledo; las casa para obreros en Malpica de Tajo; o las humildes viviendas del barrio toledano del Arrabal en la primera mitad del siglo pasado, en contraste con el plano de la casa de un rico comerciante en sedas de Nambroca del siglo XVIII.

Asimismo, en la exposición se han querido destacar y dar un valor especial a dos construcciones. Por un lado, el plano y las instrucciones para la reconstrucción de un puente en Villarta de los () del siglo XVI y que hoy se encuentra sepultado bajos las aguas del pantano de Cijara. Y por otra, dibujos y fotografías del siglo XX de la Plaza Mayor , una de las joyas arquitectónicas de la provincia.

La exposición permanecerá abierta todos los días laborables en horario de mañana, hasta el próximo 26 de enero de 2018.