Con este programa, Ecolec ha querido reconocer a los puntos de venta de electrodomésticos participantes por su compromiso real con la economía circular, el desarrollo sostenible y la defensa del medio ambiente, además de potenciar su papel en la sociedad, según ha informado la Fundación en nota de prensa.

En una primera fase, participaron 51 comercios de Castilla y , comunidad que ya cuenta a día de hoy con 134 comercios #GreenShop. Ahora, en esta segunda fase, se han adscrito al proyecto 48 puntos de Castilla-La Mancha y 132 de .

Por provincias, dentro de Castilla-La Mancha, los comercios se distribuyen en 31 comercios en , 10 en Guadalajara, 5 en Ciudad Real y 2 en Cuenca.

El director general de la Fundación Ecolec, , ha señalado que “se ha elegido a Castilla-La Mancha y Madrid en esta segunda fase para, junto con Castilla y León, cubrir gran parte de la zona centro.

“Seguimos trabajando para estar próximamente en otras zonas de Esspaña como , , Cataluña, País Vasco, para continuar reforzando la gran labor que hacen los comerciantes en la promoción y gestión del reciclaje de RAEE, mientras seguimos generando cultura del reciclaje en el consumidor y la sociedad en general”, ha manifestado.

UN RECONOCIMIENTO A LA LABOR DE LOS COMERCIANTES DE RAEE

A través de esta iniciativa, la Fundación ha puesto a disposición de los distribuidores una serie de herramientas que faciliten el cumplimiento de sus obligaciones a la hora de gestionar de manera correcta y respetuosa con el medio ambiente los Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE).

En una fase posterior del programa, Ecolec distinguirá a aquellos comercios participantes que más hayan contribuido al reciclaje de RAEE, así como a concienciar sobre este tema, con distintivos Plata y Oro, lo que les permitirá diferenciarse del resto de distribuidores por llevar a cabo una gestión ambiental responsable de los residuos derivados de su actividad comercial.

Las tiendas #GreenShop contarán con el sello del programa colocado en el escaparate o puerta de entrada al comercio, cartelería e información en el punto de venta para los consumidores sobre la correcta gestión ambiental de los RAEE y un contenedor para la recogida separada de los citados residuos.