Esta vegetación favorece la presencia de insectos beneficiosos para el cultivo que, además de contribuir con la polinización de cultivos de leguminosas y árboles frutales, pueden ser aprovechados por las aves esteparias como fuente de proteína animal que es necesaria para estas aves, especialmente en época de cría, según ha informado la en nota de prensa.

Entre los beneficios agronómicos de los setos, destaca que diversifican el paisaje y proporcionan hábitats relevantes para plantas y animales beneficiosos, promoviendo lugares de sombra y de nidificación para varias aves.

Los setos también ayudan a reducir la erosión del suelo, reducen los efectos perjudiciales de vientos tanto fríos como cálidos evitando, asimismo, la propagación de plantas exóticas invasoras y sirven, a su vez, como barreras para evitar las derivas de plaguicidas.

Estos mismos setos y linderos agrícolas funcionan como elemento de conexión entre los principales hábitats (áreas de matorral, zonas de barbecho) y los cultivos.

De igual forma, las islas de vegetación o bosquetes (grupo de árboles o arbustos agrupados en medio del campo), son elementos que promueven la difusión de la biodiversidad en el área cultivada.

En el marco del proyecto LIFE Estepas de La Mancha, estos setos, cuyas plantas han sido producidas en viveros de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha (JCCM), están distribuidos en más de diez municipios manchegos entre las provincias de Ciudad Real, Cuenca y y, además, han contado con el apoyo directo de casi 30 agricultores, asociaciones de agricultores y cazadores.

La creación de setos y linderos trata de poner en valor el papel de cultivos implicados en acuerdos de custodia agraria que buscan tener un manejo sostenible.

Al buscar mejorar la producción de un cultivo a largo plazo, se debe crear un entorno equilibrado y diverso, es decir, obtener un agrosistema lo más completo posible.

Los diferentes cultivos que se producen en el campo son un elemento esencial de la biodiversidad del paisaje manchego, pero muchas otras especies de plantas y animales que conviven con estos cultivos enriquecen este patrimonio, al mismo tiempo que ofrecen beneficios para el óptimo desarrollo del cultivo con una influencia directa, por ejemplo, sobre el control de plagas, la polinización, el mantenimiento y enriquecimiento del suelo.

El proyecto LIFE Estepas de La Mancha se realiza en cuatro de las principales ZEPA de Castilla-La Mancha, es coordinado por Fundación Global Nature y la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha es socia del mismo. Es un proyecto financiado por el instrumento financiero LIFE de y cuenta además con el apoyo del a través de .