Unas ayudas destinadas a favorecer la contratación de personas jóvenes de entre 18 y 30 años, con titulación universitaria o formación profesional de grado medio o superior o de un certificado de profesionalidad, que se encuentren en situación de desempleo para que puedan adquirir una experiencia profesional que mejore su empleabilidad, según ha informado la Junta en nota de prensa.

La cuantía de la ayuda es de 10.000 euros por contrato a tiempo completo, no inferior a 12 meses y en la categoría profesional correspondiente a la titulación de la persona contratada, por lo que la inversión total en ayudas, una vez recibidas todas las solicitudes, ascendería a cerca de 5,2 millones de euros.

Por entidades, un total de 138 ayuntamientos, 120 empresas y 12 ONG, han presentado sus proyectos a esta convocatoria, que en su distribución provincial arroja que en la provincia de Albacete los proyectos de 52 entidades beneficiarían a 114 jóvenes; en la de Ciudad Real, 85 organizaciones han presentado solicitudes que proporcionarían un empleo a 138 personas; en la de Cuenca, 44 entidades crearían 76 empleos; en la de Guadalajara se crearían 61 gracias a las solicitudes de 32 ayuntamientos, empresas y ONG y, finalmente, en 64 entidades generarían una oportunidad de empleo para 130 jóvenes en el marco de la convocatoria.

Este programa destinado a ofrecer experiencia profesional a los jóvenes cualificados de Castilla-La Mancha, benefició en su primera convocatoria, puesta en marcha en 2018, a 347 personas.