La portavoz del Grupo socialista, , ha acusado a los dirigentes del PP en las Cortes de Castilla-La Mancha de “practicar el filibusterismo parlamentario y estar instalados en la radicalidad”.

El último episodio de esta forma de actuar, argumentó la portavoz socialista, la han protagonizado hoy los ‘populares’ al plantear que en el orden del día del próximo pleno se debatieran 16 iniciativas a propuesta de este grupo (5 debates generales, 6 proposiciones no de ley y 5 preguntas orales). Esto, explicó, Fernández, nunca había ocurrido hasta la fecha ya que los grupos parlamentarios se autolimitaban a la hora de presentar propuestas a pleno para que los mismos tuvieran un desarrollo razonable.

Ante esta circunstancia, el presidente de las Cortes regionales, y en aplicación del artículo 86 del Reglamento, ha pedido a los portavoces de los Grupos que llegaran a un acuerdo para establecer un orden del día más adecuado. El Grupo Popular, señaló la portavoz socialista, se ha negado a llegar a cualquier tipo de entendimiento. Por ello, añadió, se ha decidido establecer un orden del día más reducido de 6 puntos, de los que 4 son a propuesta del PP y de 7 preguntas, de las que 5 son también a propuesta de los ‘populares’. Por lo que queda muy claro, señaló Fernández, “que no hay ningún tipo de mordaza” como acusan falsamente los dirigentes del PP.

Igualmente, indicó que como desde Grupo Popular tampoco se ha querido aceptar el ofrecimiento de que fueran ellos los que eligieran las iniciativas a debatir de su grupo, “se ha decidido actuar con un criterio objetivo que elegir las iniciativas según su fecha de registro”.

Actuación premeditada

Para la responsable socialista esta forma de actuar no es casual ya que llevan varias semanas intentando generar polémica sobre el número de asuntos que se debaten en los plenos de las Cortes. Pero lo que ha ocurrido hoy tiene aún menos sentido cuando además durante el pasado pleno, los ‘populares’ no incluyeron ningún debate en el orden del día y se limitaron a presentar cinco preguntas.

Este hecho, añadió la responsable socialista, también demuestra que las graves declaraciones y la actitud que mantuvo el diputado del PP Francisco Nuñez en la pasada sesión plenaria “fue tomada con antelación por decisión de Cospedal”.

Fernández indicó, igualmente, que los ‘populares’ tanto esta semana como en otras han planteado asuntos que ya han sido debatidos y recordó que durante la anterior legislatura “por orden de Cospedal se despachaban los plenos los jueves por la tarde”.

La portavoz socialista indicó además que “el rodillo del PP”, tanto en el como en las Cortes regionales, sí ha vetado que se debatieran iniciativas de otros grupos parlamentarios sobre los casos de corrupción de los ‘populares’ o sobre la presunta mordida de los 200.000 euros para la campaña electoral de Cospedal.

Desde el PP apuestan por la sanidad privada desprestigiando la sanidad pública

En otro orden de cosas, Blanca Fernández salió al paso de las críticas de los portavoces del PP sobre la gestión sanitaria señalando que si hoy en Castilla-La Mancha en las listas de espera hay prácticamente la mitad de pacientes que los que había con Cospedal “eso significa que la sanidad regional con García-Page está el doble mejor”.

Lo que ocurre, argumentó la portavoz socialista, es que los ‘populares’ defienden el modelo de sanidad privada “y cuando están en el gobierno desmantelan la sanidad pública para dárselo a la privada, y cuando están en la oposición, desprestigian el modelo público”.

“Son como Robin Hood al revés, se lo quitan a los pobres para dárselo a los ricos”, sentenció.

“Juego de tronos en el PP de C-LM”

Por último, señaló que las declaraciones realizadas este fin de semana por el portavoz del Grupo Popular, Francisco Cañizares, en las que ya no hablaba de Cospedal como candidata, han avivado el “juego de tronos” en el que está sumido el PP.

Fernández aseguró que a Cañizares “le han tenido que dar un buen tirón de orejas porque hoy mismo ni siquiera ha estado en la Junta de Portavoces de las Cortes regionales”.

“Y es que, la falta de liderazgo en el PP es más que evidente no se reconocen entre ellos, están desnortados, cada vez cuestionan más a Cospedal como lideresa y están muy nerviosos por las encuestas”, concluyó.