En una rueda de prensa en la sede de los socialistas castellano-manchegos, se ha referido a la propuesta enunciada por PP y PSOE de cambiar el Reglamento de las Cortes para que los diputados en las Cortes vuelvan a cobrar un salario, que será aprobada previsiblemente este lunes por el pleno de las Cortes.

Este acuerdo significa, según el secretario de Organización del PSOE regional, que Castilla-La Mancha deja de ser la excepción en España y en Europa respecto a calidad democrática, pues “saca a esta tierra de la excepcionalidad que suponía tener un Parlamento cuya oposición podía ser callada por la voluntad política de una mayoría parlamentaria”.

Para Gutiérrez, los años de María Dolores de Cospedal al frente de la región implicaron que la oposición no tenía autonomía suficiente para garantizar su derecho parlamentario de control del Gobierno y de iniciativa legislativa propia.

En este punto, ha agregado que el presidente del Gobierno regional, , no usa su mayoría absoluta para “amedrentar” y “callar” a la oposición, sino para reforzarla, algo que, en su opinión, pasa por dotarla de recursos y garantías para controlar la acción del autonómico.

El secretario de ha apuntado que esta reforma queda blindada con una disposición adicional donde el reglamento solo podrá ser modificado por mayoría cualificada de tres quintos en las Cortes, por lo que se evita así “la tentación de que en un futuro alguien quiera callar a la oposición” y establece garantías para una oposición “fuerte” y “viva”.