Así lo ha explicado el secretario de , , durante la rueda de prensa que ha ofrecido para presentar este lema de campaña, en la que ha realizado constantes comparaciones y alusiones a la expresidenta , al candidato ‘popular’ a la Presidencia regional, Paco Núñez, y a Vox, y donde ha advertido de que la disyuntiva es “sencilla”, pues o los ciudadanos “apuestan fuertemente por Page para progresar o dan la oportunidad a Núñez para que ofrezca el mismo Gobierno que el de Cospedal, pero con la radicalidad de Vox”.

Para ello, con un programa electoral que incluye 1.000 medidas, con más de 70 actos de García-Page que estará al menos cinco veces en las cinco provincias y que contará con la presencia del líder nacional socialista y presidente en funciones, Pedro Sánchez, Gutiérrez ha apelado al voto “pragmático de los habitantes de una tierra que siempre ha sabido elegir bien”.

“Esta campaña emocional y presidencialista, centrada en García-Page, va dirigida a aquellas personas que necesitan de la política pública para no caer en el barranco de la desigualdad, a las que se apoyan en la Administración regional para progresar y para poder quedarse a vivir en esta tierra”, ha defendido Gutiérrez, que ha estado acompañado de la vicesecretaria y portavoz de la Ejecutiva regional y candidata al Parlamento Europeo, Cristina Maestre.

Dicho esto, y tras retar al candidato ‘popular’ a la Presidencia de la Junta a que diga un solo indicador que funcionase mejor en la etapa de Cospedal, ha insistido en que García-Page, que tiene “credibilidad, empatía y humildad”, además de conseguir crear empleo ha recuperado la educación, la sanidad y los servicios sociales.

“Esta campaña no es la segunda vuelta de las elecciones generales. Se decide quién está al frente de la administración que gestiona el 80 por ciento de la vida de la gente. Aquellos que quieren a Page como presidente que no busquen carambolas ni pactos futuros”, ha reiterado Gutiérrez, que ha añadido que solo la papeleta socialista “tiene credibilidad y el monopolio del progreso” de la región.

Preguntado sobre las expectativas que tienen en la encuesta del CIS que se publica este jueves, el número ‘dos’ de los socialistas castellano-manchegos, tras precisar que las elecciones no se ganan con encuestas sino con votos, ha apuntado que “con independencia de lo qué diga” el centro que dirige José Félix Tezanos, el PSOE no va a entrar “en la guerra de la credibilidad los sondeos”, pues su “batalla” será “defender los intereses de la región”.

En este sentido, y luego de asegurar que las últimas encuestas vaticinan que Emiliano García-Page será el candidato más votado, ha advertido que eso “no garantiza tener gobierno”.

Por último, también a preguntas de los medios, el secretario de Organización de los socialistas ha afirmado que no hay ninguna provincia que pueda marcar la diferencia a la hora de lograr la victoria y que, por ello, no se van a centrar en ninguna circunscripción concreta. “Todas son importantes, vamos a por todos los votos de la inmensa mayoría. Tenemos ambición de región”, ha concluido.

C-LM TIENE MÁS PRESENCIA EN EUROPA CON EL PSOE

En términos parecidos se ha expresado la portavoz de la Ejecutiva socialista castellano-manchega y candidata al Parlamento Europeo, que ha insistido en que el lema elegido por su formación para hacer frente a la campaña que arranca este jueves tiene mucho que ver con “la filosofía del PSOE y de Page, con su modelo de cercanía, de defensa a ultranza de la tierra y de anteponer los intereses regionales” ante cualquier otra cuestión.

“El PSOE es el partido que más se parece a Castilla-La Mancha, que más la conoce y que más trabaja por ella, defendiendo un modelo de gestión de los público y del estado de bienestar”, ha insistido Maestre, que dicho esto, y en clave europea, ha asegurado que con el PSOE, Castilla-La Mancha va a tener “más presencia en Europa, pues los socialistas van a trabajar con más peso y responsabilidad”.

“Somos el único partido que ha presentado candidatura. El PP ha renunciado a tener voz en Europa”, ha criticado la aspirante a conseguir un escaño en el Europarlamento, en alusión al hecho de que ningún representante de Castilla-La Mancha forme parte de las listas con la que los ‘populares’ concurren a los comicios europeos.