El ha lanzado una nueva oleada de despidos en la sanidad pública de Guadalajara, cuyo primer asalto tendrá efecto el próximo 15 de mayo: en esa fecha dejarán de trabajar 9 médicos y enfermeros interinos que atienden guardias de fin de semana en distintas áreas de atención primaria del medio rural de la provincia.

Estos despidos han sido ya comunicados a los afectados y se suman a los más de 400 profesionales que ya ha echado Cospedal de la sanidad pública de Guadalajara. Además, el Gobierno de Cospedal tiene previsto continuar en próximas semanas con este recorte de personal, despidiendo a auxiliares de enfermería y personal administrativo.

Este nuevo ataque de Cospedal a la sanidad pública de Guadalajara lo ha dado a conocer , diputado regional del PSOE, quien ha alertado del “perjuicio y la merma de calidad en la prestación de servicios de atención primaria en las áreas rurales” y ha preguntado “si éste es el plan B con el que amenazó Echániz cuando la justicia le echó por tierra su intento de cerrar las urgencias en 21 pueblos de la región”.

Cospedal preside “un Gobierno sin alma”

Tierraseca ha llamado la atención sobre “las contradicciones entre la propaganda de Cospedal y Echániz y sus actos: sacan pecho y mienten diciendo que han salvado a la sanidad regional de la quiebra, pero entonces, ¿por qué siguen despidiendo profesionales sanitarios y recortando servicios?”.

Contradicciones que, según el parlamentario socialista, desvelan que “Cospedal preside un Gobierno sin alma, que quita el oxígeno a los enfermos que lo necesitan, como ha ocurrido en el área de Alcázar de San Juan (Ciudad Real) y, al mismo tiempo, dedica los recursos públicos a favorecer a familiares y amigos de los dirigentes, como se ha visto en la cacicada cometida en Hellín (Albacete)”.

A juicio de Tierraseca, todo esto “demuestra que las barbaridades que está cometiendo Cospedal contra la sanidad pública de la región con el pretexto de la crisis no tienen una motivación económica, sino puramente ideológica, tal como venimos denunciando”, porque “el objetivo del PP es crear una sanidad para ricos y otra para pobres”.

La cacicada de Hellín, las listas de espera y el peregrinaje de los pacientes de Guadalajara

Luis Santiago Tierraseca ha calificado de “auténtica cacicada” que se haya movilizado todos los recursos humanos y técnicos necesarios para operar a la madre del gerente del SESCAM en el hospital de Hellín, fuera del horario de quirófanos, sin que esta persona, que ni siquiera reside en Castilla-La Mancha y tiene su domicilio en Barcelona, estuviera en ninguna lista de espera quirúrgica ni requiriera una operación urgente. Estos hechos han tenido un coste de unos 3.000 euros para la sanidad pública regional.

El diputado guadalajareño ha comparado esta actuación con la situación que viven los más de 5.000 ciudadanos de Guadalajara que están en lista de espera quirúrgica y que tardan una media de casi 6 meses en ser intervenidos. “¿Qué pueden pensar todas estas personas, vecinos nuestros, ante una cacicada como la de Hellín, que encima el consejero acepta como razonable?”.

Igualmente, Tierraseca se ha referido a los peregrinajes de más de 500 kilómetros que Cospedal obliga a realizar muchos pacientes de Guadalajara para ser atendidos en Albacete o Ciudad Real, porque “Echániz dice que no hay dinero para firmar convenios de asistencia sanitaria con Madrid y Aragón y, sin embargo, sí hay dinero para casos particulares como el ocurrido en Hellín”.