Preguntada al respecto durante la rueda de prensa que ha ofrecido en las Cortes, ha asegurado que “hasta ahora los electores de Podemos han sabido discriminar muy bien en cada momento lo que votaban”.

No obstante, ha defendido que el PSOE en Castilla-La Mancha aspira a ser lo suficientemente atractivo hacia la izquierda y hacia el centro.

Igualmente, opina que Podemos hoy, a su modo de ver en Madrid, está “más debilitado” de lo que lo estaba hace una semana. “Posiblemente si Errejón y hubieran resuelto sus diferencias en privado dialogando, contando con sus bases y sus consejos ciudadanos posiblemente hoy serían más fuertes aun teniendo esas diferencias”.

Considera que “ese espectáculo público no les va a favorecer”, aunque en cualquier caso —ha señalado— “el tablero político es muy movible y puede pasar cualquier cosa”, ha avisado.

Finalmente, ha defendido que el candidato socialista a la Comunidad de Madrid es quien ofrece “seguridad y solvencia” y una opción de izquierdas “pero centrada, moderada y con un proyecto político incluyente capaz de cambiar la realidad de Madrid”.

Por ello cree que lo sucedido en Podemos Madrid “va a hacer que mucha gente mire de nuevo al PSOE y a Gabilondo”.