El portavoz del Grupo socialista en las Cortes de Castilla-La Mancha, , ha señalado hoy que la dimisión forzada del presidente de Enresa, , hombre de confianza de la secretaria general del PP, pone de manifiesto algo muy claro: “que Cospedal ha antepuesto su interés electoral incluso a la seguridad de los conquenses, de los castellano-manchegos y de los españoles en general”.

Según Martínez Guijarro, cada vez resulta más evidente que Cospedal “impuso” a Gil-Ortega al frente de Enresa “con el objetivo fundamental de controlar directamente todo el proceso de adjudicación de las distintas infraestructuras relacionadas con el cementerio nuclear”. Y recordó el giro de 180 grados que dio Cospedal pasando de no querer el ATC para ningún municipio de Castilla-La Mancha a convertirse en firme defensora de la instalación del mismo en la localidad conquense de Villar de Cañas.

El portavoz socialista apuntó, igualmente, que resultan muy significativas las contradicciones entre Cospedal y en este asunto, ya que mientras la primera sigue diciendo que no pasa nada, la segunda ha ordenado que se paralicen las obras hasta que se pronuncie el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN).

En este sentido, y después de la aparición de varios informes que ponen en entredicho la idoneidad de los terrenos elegidos para ubicar estas instalaciones, Martínez Guijarro exigió que se garantice la máxima transparencia y autonomía al CSN a la hora de elaborar los informes definitivos “porque estamos hablando de una instalación nuclear y de la seguridad de los ciudadanos”.

Por último, instó a las Cortes de Castilla-La Mancha a pedir la comparecencia urgente del presidente del Consejo de Seguridad Nuclear, del director técnico de seguridad nuclear de este consejo y del director de , petición que ya realizó el Grupo socialista hace tres meses y que no ha sido atendida por la mayoría del PP.

“Queremos conocer de primera mano todos los datos sobre este proyecto y si alguien como Cospedal tiene prisas electorales, que se aguante; solo le quedan tres meses para dejar de ser presidenta”, concluyó.