“La noticia de que nos deniegan el 1,5% Cultural viene a incidir en lo que venimos denunciando hace tiempo, que Jaime Ramos es una rémora para la recuperación de Talavera, y que su incapacidad para llegar a acuerdos con ninguna administración, incluidas las gobernadas por su propio partido, está pasando factura a todos los talaveranos”, ha manifestado Gutiérrez.

Con esa decisión se queda “en el aire” la recuperación de la zona noroeste de la muralla y la adecuación y puesta en valor del recinto de Entretorres, actuaciones ambas cuantificadas en 2,8 millones de euros, ha explicado el PSOE en un comunicado, donde ha hablado de este “nuevo mazazo” a las expectativas de los talaveranos, “por lo que supone en cuanto a recuperación del patrimonio, para la declaración del casco histórico y también en cuanto a puestos de trabajo y revitalización de la ciudad”.

Gutiérrez ha criticado la falta de sensibilidad del Gobierno central, que sí ha concedido estas subvenciones a muchas localidades de Castilla-La Mancha, como Alcalá del Júcar, Almodóvar del Campo, Sigüenza, , Guadalajara y tres municipios conquenses, y se ha preguntado por el papel que juega el delegado del Gobierno, , “que es talaverano y sólo sabemos de él cuando es para insultar o criticar a otras administraciones que no son de su signo político”.

NEGOCIACIONES CON CEREZO

De otro lado, el portavoz socialista ha pedido “luz y taquígrafos” para las reuniones o negociaciones que está llevando a cabo el equipo de Gobierno municipal con el propietario de los multicines Cinébora, , cerrados esta misma semana, y para que todo se desarrolle con la máxima transparencia, ha solicitado la reunión de la Comisión de Seguimiento del Alcalde.

Gutiérrez, que ha lamentado la pérdida de puestos de trabajo que supone el cierre de los cines, “y que afecta a siete familias talaveranas”, ha manifestado que el alcalde tiene que explicar, paso a paso, las conversaciones con Enrique Cerezo y sus representantes, “porque los ciudadanos tienen derecho a conocer qué se pretende hacer, a cambio de qué, en cuanto se valora el inmueble, para qué se utilizaría y cuánto costaría la adaptación a un nuevo uso”.

Según Gutiérrez, es cuando menos curioso que, con la cantidad de negocios que se han cerrado en Talavera en los últimos tiempos, el alcalde se apresure a reunirse con el propietario de uno de ellos “el mismo día del cierre, anunciado un día antes”. Y, en cualquier caso, “estamos hablando de dinero público y hay que ser especialmente escrupuloso con los pasos que se dan”.

El portavoz ha recordado, además, que los responsables municipales hablan de su éxito en la captación de empresas, pero “siguen sin contarnos qué dos empresas son esas que han traído a Talavera 350 puestos de trabajo directos y no sé cuántos más indirectos”.