El secretario de , , ha asegurado que la figura política del presidente del PP en la región, Paco Núñez, “se desinfla” toda vez que su partido “se está desangrando electoralmente”, razón por la cual “está jugando a ser más extremista, a radicalizar su discurso y a convertirlo en una batalla campal en el día a día”.

En una entrevista con Europa Press, Gutiérrez ha lamentado que Núñez “esté jugando a ganarse el espacio político de Vox sin darse cuenta de que en esa estrategia, es más creíble el propio Vox”, al tiempo que con ese movimiento pierde también el espacio de centro con Ciudadanos. “En la radicalidad, Vox es más creíble, y por lo tanto el PP deja todo el espacio de la moderación a Ciudadanos”, ha insistido.

Además, el ‘número dos’ del PSOE regional ha lamentado que el tenga “como único clavo ardiendo al que agarrarse” incurrir en lo que ha denominado “clima Rufián”, lo que achaca a que Núñez “es un líder que no convence y que fue impuesto por Cospedal”.

En este punto, ha reparado en el clima de “noticias falsas” en el que en su opinión incurre el PP en la región, recordando que “la mayor promotor de estas informaciones de Castilla-La Mancha fue Cospedal con la televisión regional de Nacho Villa”. “Se convirtió en la gran productora de ‘fake news’ de España. Antes que Trump y Putin, estaban Cospedal y Villa”, ha lamentado.

“REGIONAIZAR LA CAMPAÑA”

Con este escenario, la campaña que prepara el PSOE pasa por “regionalizar el discurso”, ya que a su juicio “la ciudadanía se merece un debate sobre Castilla-La Mancha”.

Sobre el panorama regional, ha asegurado que al PSOE no le preocupa el hecho de que la provincia de Ciudad Real haya perdido un escaño en detrimento de la circunscripción de Albacete, ya que la apuesta “no es jugar a la chica ni a los restos electorales”.

“Nosotros jugamos a tener una mayoría sólida y amplia para poder gobernar en solitario y no jugamos a dar más peso a unas provincias que a otras. Las cinco provincias pesan por igual”, ha agregado.

DESCARTA LA ENTRADA DE VOX EN EL PARLAMENTO

En otro orden de cosas, ha descartado que Vox consiga el apoyo suficiente como para irrumpir en las Cortes regionales tras las elecciones del 26 de mayo, al tiempo que ha ironizado con la ley electoral aprobada unilateralmente por la mayoría parlamentaria del PP en la pasada legislatura y que rebajó a 33 el número de escaños en la Cámara regional. “El único agradecimiento profundo que podemos tener con Cospedal es que hizo una ley para que no entren los extremos”.

“Cospedal hizo una ley electoral ‘anti Vox’ que el PSOE no ha podido cambiar porque no ha tenido mayoría para hacerlo”, ha enfatizado en conversación con Europa Press, en la que ha dicho que sea cual sea el resultado electoral a nivel autonómico, la postura del PSOE será “seguir manteniendo el diálogo para que el consenso sea el denominador común de la próxima legislatura, con independencia del número de fuerzas políticas que haya en las Cortes”.

Aunque espera que no sea necesario llegar a pactos para conseguir la investidura de , la intención del PSOE es “consensuar una hoja de ruta compartida de la región con todas las fuerzas políticas que pongan los intereses de la región por encima de los intereses partidistas”.

Además, y según sus cálculos, el secretario de Organización del PSOE de Castilla-La Mancha ha defendido que aunque el PP “se desinfle”, se quedaría como segunda fuerza más votada por delante de Ciudadanos.

Por último, Gutiérrez ha tenido palabras para analizar la situación de Podemos en la región, a quien ha otorgado “más centralidad” y “menos extremismo” que al PP. “El PP llamaba extremistas a Podemos, pero los únicos que han demostrado radicalidad y extremismo son ellos. Los únicos que insultan y los únicos que son expulsados de las Cortes”, ha insistido.