La vicesecretaria y portavoz del PSOE de Castilla-La Mancha, , ha adelantado cuáles han sido algunas de las enmiendas que el grupo parlamentario Socialista ha presentado a los presupuestos regionales conjuntamente con el grupo de Podemos para “enriquecer unas cuentas que son mejores que las presentadas en el mes de marzo”.

Para la responsable socialista, “el objetivo de estas enmiendas es, por un lado, alcanzar nuevos compromisos con los ciudadanos al tiempo que se siguen cumpliendo las promesas y prioridades del gobierno del presidente García-Page con la ciudadanía”.

En total han sido 24 enmienda conjuntas que “vienen a recuperar derechos perdidos con ” aseguraba Maestre como “la recuperación de los salarios de los interinos de educación en verano”, una injusticia que había que corregir y “fijar el horario lectivo de los docentes de secundaria y bachillerato entre un mínimo 18 y un máximo 21 horas la jornada lectiva”.

“Otras enmiendas”, detalla la portavoz socialista, “persiguen favorecer aquellas zonas que peor lo están pasando porque están en situación de declive económico y de población”. Y en este aspecto, “se quieren destinar 3 millones de euros”.

Además, señala “la exención fiscal del 1 por ciento cultural, para las contrataciones públicas que tengan como objeto de desarrollo actuaciones de emergencia ciudadana” así como contratos programas con las universidades de Castilla-La Mancha y de Alcalá de Henares, y subvenciones nominativas por 1,5 millones de euros para ayudas directas a la investigación y el desarrollo, “otro de los sectores más castigados con durante el gobierno de Cospedal”.

“En definitiva” asegura la responsable socialista “son unas enmiendas a un presupuesto que buscan dar soluciones palpables a los ciudadanos ya que llevan 119 millones de euros más para recuperar los derechos robados por Cospedal y por el PP”.

Las enmiendas PP

Y frente a unos presupuestos más sociales y con mayor impulso empresarial y laboral, nos encontramos con unas enmiendas del PP que la portavoz socialista ha reconocido que “sólo buscan corregir y enmendar la gestión de Cospedal durante sus cuatro años de gobierno”.

“Porque” argumentaba “lo que ellos han calificado de 327 soluciones a los problemas de los ciudadanos, son 327 incoherencias a su gestión después de haber despojado de sus derechos a los ciudadanos de nuestra tierra y de que éstos haya sufrido sus recortes y sus despidos masivos”.

Maestre ha calificado el comportamiento del PP de “incoherente e inconsistente” porque “cuando gobierna hacen lo contrario de exigen ahora vía enmienda”. Y para hacer esta afirmación, la portavoz socialista ha recordado que “son enmiendas de corta y pega porque ya en el mes de marzo, el PP vía enmienda lo que quería era quitar la calefacción en los colegios, construir autovía a 5 euros el kilómetros, recortar gasto corriente de los centros de personas con discapacidad”.

Por eso, les reclamaba “que diga el PP si quiere seguir recortando aún cuando están la oposición, si quieren dejar a los niños sin calefacción, entre otras desafortunadas propuestas”.

Para la responsable socialista, “estamos ante unas enmiendas que no tienen ningún tipo de rigor en su formulación, que ni siquiera son capaces de fijar la cuantía de las mismas y que además no vienen a consolidar la recuperación de Castilla-La Mancha”.

En materia de bajada de impuestos, tan reclamados insistentemente por el PP, Maestre les ha reprochado una vez más su impostura porque “se les olvida que cuando llegaron al gobierno de Castilla-La Mancha crearon hasta 300 tasas, las tasas de la vergüenza para aquellos que peor lo estaban pasando, y subieron la presión fiscal a los ciudadanos tanto el gobierno de Rajoy como el de Cospedal”.

Por todo ello, concluía “estamos ante un PP desnortado, irresponsable, demagogo, con falta de rigor y de trabajo” que a pesar de las “pataletas que están montando en los últimos días, son conscientes de que se aprobarán unos presupuestos que mejoren la vida de la gente y que son infinitamente mejores que los que aprobaba el PP cuando gobernaba”. Y continuaba, argumentando, “lo que estamos presenciando es el aislamiento del PP en las instituciones, que no es un partido útil y que trabaje para los ciudadanos ni por sus intereses”.