Así ha reaccionado Gutiérrez después de que Alonso haya pedido que el presidente regional, , comparezca en las Cortes tras la “constatación” por parte de la justicia de las informaciones publicadas en el diario en las que se afirma que el PSOE de Castilla-La Mancha, durante el , “adjudicó hasta 2,8 millones de euros del erario público a la empresa a través del amaño de contratos públicos y el pago de sobreprecios de manera sistemática y a través de órdenes verbales”, según señala el PP.

El ‘número dos’ del PSOE regional ha explicado que “después de la campaña mediática por el caso Cuadrifolio, lo archivaron porque no encontraron ningún indicio de delito”, y posteriormente la empresa Cuadrifolio “denunció al diario El Mundo por no respetar el derecho a la información”, por lo que “esta es la causa que hoy se estaba juzgando que nada tiene que ver con el PSOE de Castilla-La Mancha”, ha afirmado.

Por ello, le ha dicho a los ‘populares’ de que “demuestran lo poco que vale la palabra honor” para ellos por fomentar esta confusión así como por mantener a como presidenta de honor del partido tras la publicación de sus conversaciones del “traumático caso Villarejo”, ha informado el PSOE.

“Entiendo la desesperación del PP de Castilla-La Mancha por haber visto pinchados a sus dos referentes políticos el mismo día, primero Paco Núñez por haber perdido clamorosamente el Debate del Estado de la Región y luego Cospedal con las escuchas de Villarejo”, ha aseverado.