En rueda de prensa, el secretario de regional, , ha considerado que la encuesta encargada por el propio partido publicada por y La Tribuna, permitiría a García-Page obtener “la confianza mayoritaria para seguir gobernando” siendo “el candidato más votado, que tendría más posibilidades de seguir siendo presidente y seguir obteniendo el respaldo”.

Pero, según Gutiérrez, “gobernar en solitario no significa gobernar en contra de nadie”, pues aunque estos resultados sitúan al PSOE rozando la mayoría absoluta, este tiende la mano a todas las fuerzas políticas de la región, siguiendo “la senda del consenso y la estabilidad”. “Seguiremos manteniendo el método Page, con las ideas firmes tendiendo la mano a las fuerzas políticas y a agentes sociales”, ha afirmado.

Desde las filas socialistas acogen la encuesta con “satisfacción pero sin autocomplacencia” y como “aliciente para seguir trabajando reconstruyendo Castilla-La Mancha de los recortes de Cospedal, para seguir recuperando a la región de su etapa más oscura”.

ALTA FIDELIDAD DE VOTO

Gutiérrez ha mencionado la presencia de Vox en esta encuesta, algo que la hace “más creíble”, la transferencia de votos del PP a esta formación y a Ciudadanos, mientras que el PSOE tiene “una fidelidad de voto muy alta” en la que los votantes socialistas en 2015 volverían a votar a García-Page.

Ha destacado especialmente la consideración de García-Page, según la encuesta, como el modelo de presidente “cercano y honesto” con cerca de un 6 de valoración, “muy alta en el contexto de la política en España”, por encima del líder del PP, Paco Núñez, que “obtiene un 4,4”.

El dato “más importante”, según el socialistas, son “los 11 puntos de diferencia entre PSOE y PP” en intención de voto así como en simpatía, pues, ha afirmado, “los ciudadanos tomaron nota de lo que es capaz de hacer el PP y no quieren volver a esta etapa”.

Frente a las acusaciones de recortes en sanidad por parte del PP, Gutiérrez ha contestado que es el área “donde más se nota la diferencia en las encuestas”, pues al PP se le olvida que “dejaron destruida la sanidad”, por lo que ha calificado la actitud de los ‘populares’ de hipócrita.