En su resolución en materia de sanidad, los Socialista en las Cortes de Castilla-La Mancha insta al a recuperar el Fondo de Cohesión Sanitaria, fundamental para garantizar el buen funcionamiento del Sistema Nacional de Salud. Para ello se pide que se le dote de los recursos económicos suficientes para garantizar la igualdad de acceso a la asistencia sanitaria pública en toda España, al tiempo que se solicita restituir la universalidad en el acceso a la sanidad pública.

En materia de Bienestar Social, el PSOE exige garantizar la financiación del sistema de en Castilla La Mancha, y en ese contexto, pide que se pague la deuda de 350 millones de euros que el Gobierno de Rajoy acumulada con nuestra comunidad desde 2012, exigiendo además que se recupere el pago de las cuotas de la seguridad social de las personas cuidadoras en el entorno familiar.

Por otro lado, el Grupo Socialista insta al a aumentar la dotación presupuestaria de Atención Primaria para mejorar ésta desde la base. Además, aboga por la progresiva implantación de los programas de promoción y prevención como el de Detección Precoz de Cáncer de Cérvix, la financiación pública de las plataformas genómicas de cáncer de mama y los sistemas de monitorización de glucosa para pacientes diabéticos tipo 1 con edades comprendidas entre 4 y 17 años.

Además, insta seguir con la aplicación del Plan de Renovación de Alta Tecnología Sanitaria y la consolidación de empleo en el , a través del Desarrollo de las nuevas Ofertas Pública de Empleo (OPE) para 2017 y 2018.

En materia de Bienestar Social, se instan a consolidar los Servicios Sociales de Atención Primaria concertados con las ; las medidas de lucha contra la pobreza y exclusión social; reforzar su compromiso por recuperar y consolidar el Sistema de atención a la Dependencia en Castilla La Mancha y ampliar el servicio de promoción de la autonomía personal para la atención de personas dependientes.

EL PSOE además quiere que se garantice y refuerce la protección de la infancia, y la apertura del mayor número de infraestructuras sociales que, ya construidas, se encuentren cerradas a día de hoy.

Por otro lado, se insta al Gobierno a elaborar y aprobar una ley de Garantías Ciudadanas que permita combatir la exclusión social y la pobreza, ayudando a garantizar una vida digna a aquellos ciudadanos de Castilla-La Mancha que no dispongan de recursos suficientes.