Barreda, según ha reconocido a Europa Press, se ha enterado por los periodistas de su baja de la Diputación Permanente, ya que no recibió ninguna comunicación previa por parte de la dirección parlamentaria que encabeza .

La pasada semana, el expresidente castellano manchego criticó públicamente la actuación del Gobierno en relación con el conflicto político de Cataluña asegurando que, al aceptar un relator externo para coordinar la mesa de partidos sobre Cataluña, se daba la impresión de estar “cediendo una vez más” ante los independentistas y llamando a “poner pie en pared” y dejar claro que hay cuestiones “inaceptables”.

El PSOE cuenta con 15 representantes titulares en la Diputación Permanente y otros tantos suplentes, y estos 30 diputados son los únicos socialistas que seguirán en activo en caso de disolución de las Cortes.

La baja de Barreda como miembro suplente de la Diputación Permanente ha sido cubierta por , diputada por y afín a la dirección del Grupo Socialista. Merchán fue quien ocupó el escaño dejado por Pedro Sánchez tras dimitir en octubre 2016.