Y es que, a juicio del parlamentario socialista, Cospedal ha entrado en el cónclave de su partido “arropada y aplaudida” por Núñez y por otros miembros del PP de la región, como la senadora , demostrando así que “el PP de Castilla-La Mancha sigue siendo su cortijo político”.

Para Mora, los dirigentes ‘populares’ de la región, con Núñez a la cabeza, están intentando “blanquear y rehabilitar a su jefa” pero, añadió el parlamentario socialista, “los ciudadanos no olvidan que intentó tapar la corrupción en su partido, mandó a espiar a propios y extraños y causó mucho dolor en nuestra tierra con sus brutales recortes”.

Así, ha incidido en que no sería extraño que Cospedal, que tuvo que dimitir de todos sus cargos tras hacerse públicas las conversaciones que mantuvo con el excomisario , “fuera muy pronto nombrada presidenta de honor del PP de Castilla-La Mancha, cargo que le prometió su discípulo Núñez”.

Los castellano-manchegos, aseguró Mora, “no están dispuestos a tolerar a que Cospedal siga metiendo sus narices en nuestra región porque bastante daño ha hecho ya”, ha sentenciado.