Cada día que pasa sin que el gobierno de Rajoy apruebe un nuevo sistema de financiación autonómica Castilla-La Mancha pierde millones de euros que podrían destinarse a seguir mejorando la sanidad, la educación y los servicios públicos de nuestra región. Por eso los socialistas hemos iniciado una campaña para reclamar una financiación justa del Estado para nuestra comunidad y para nuestros ayuntamientos.