Así lo ha indicado Mata en la rueda de prensa posterior a la junta de Síndics, después de que el consejero de Agricultura, y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, , presentara este lunes el borrador del documento de posición en defensa del agua en la región, en el que la postura es la de que no se destine “ni una sola gota de agua para regadío en el Levante”, ya que “el agua para regadío se puede utilizar en Castilla-La Mancha”.

Para Mata, “el agua de España es de los españoles y no es de las comunidades autónomas” y “tiene que regir un principio” y es que “el agua está para quien más lo necesita”. “Y nosotros la necesitamos más que nadie”, ha puntualizado.

A su juicio, ese borrador “se hace en clave de Castilla-La Mancha” y “hay que leerlo en su integridad” porque ha considerado que el documento “no renuncia a que esos mínimos de reserva a partir de los cuales no habría trasvase se puedan incrementar”.

“Todos confiamos en que la situación hídrica se mantenga, pero hay que agradecer al gobierno de que nos vayan haciendo los trasvases de emergencia que necesitamos porque el agua para esta comunidad es el oxígeno de gran parte de su economía y no vamos a renunciar nunca a tener el agua que necesitamos”, ha remarcado.