Según recoge Europa Press, en dicha Orden la Consejería determina que con motivo del incremento poblacional de la especie han aumentado las necesidades de control y seguimiento de sus poblaciones.

Dichas ayudas, previstas en la Programa Operativo Regional Feder de Castilla-La Mancha 20, pretenden por ello llevar a cabo una investigación aplicada a las poblaciones naturales de lince ibérico, la mejora y conservación de la especie y su hábitat natural, así como su divulgación y difusión.

Los beneficiarios de estas ayudas serán instituciones científicas, entre cuyos objetivos figure la conservación de la naturaleza que lleven a cabo investigación aplicada sobre las poblaciones del lince ibérico en la provincia de Ciudad Real mediante fototrampeo y seguimiento telemétrico.

De igual modo, podrán acceder a ellas las instituciones que acometan mejora y conservación de la especie y su hábitat natural, en las provincias de y Ciudad Real, mediante la construcción y arreglo de majanos, siembras, vallados y repoblaciones de conejo y labores destinadas a la mejora y conservación de la presa básica en la alimentación del lince ibérico.

Se subvencionará también la adecuación de infraestructuras para evitar accidentes, como el tapado de pozos y bocas de minas; las acciones para la disminución de muerte no natural como la señalización, adecuación de pasos de fauna, adaptación y reformas de vallados y las acciones dirigidas a evitar daños por lince ibérico en diferentes infraestructuras domésticas.

También se subvencionará la construcción y mantenimiento de puntos de alimentación suplementaria (PAS) y la divulgación y difusión en Toledo y Ciudad Real mediante acciones tales como charlas, talleres, actividades divulgativas, cartelería.

La cuantía máxima de las acciones de investigación no podrá superar los 50.000 euros/año, con una duración de dos años; la de mejora y conservación del hábitat será de 25.000 euros/año, con un máximo de dos años y las acciones de información y divulgación será de 15.000 euros, a ejecutar en un máximo de dos años.