De este modo, los ayuntamientos castellano-manchegos pueden conocer ya cuáles son los requisitos para beneficiarse de unas ayudas a través de las cuales se podrán llevar a cabo obras conjuntas de rehabilitación de edificios de viviendas, de urbanización y reurbanización de espacios públicos y, en su caso, edificación de edificios de viviendas en sustitución de otras demolidas.

En la nueva orden de ayudas, se recogen dos procedimientos: por un lado, el que deben usar los ayuntamientos para acceder a la financiación conjunta y por otro, el de los beneficiarios de cada una de las actuaciones.

Tal y como recogen las bases hechas públicas por la Consejería de Fomento, el procedimiento de concesión de las ayudas será el de concurrencia competitiva y se podrán solicitar para actuaciones como rehabilitación, reurbanización de espacios públicos, honorarios de profesionales, equipos y oficinas de gestión de esas ayudas, coste de proyectos o de informes técnicos, dirección de obra, seguridad y salud, gestión de residuos, certificaciones, informes de evaluación de edificios o gastos de tramitación.

Con carácter general, la ayuda será del 40 por ciento del presupuesto subvencionable hasta 12.000 euros por vivienda. Sin embargo, este porcentaje aumenta si los ingresos de la unidad familiar son inferiores a tres veces el IPREM, en tal caso puede llegar hasta recibir el 75 por ciento de la inversión o si en la vivienda, reside una persona con discapacidad o es mayor de 65 años y se quieren acometer actuaciones para la mejora de la accesibilidad.

“Van a ser más de cinco millones de euros los que dediquemos a la rehabilitación de barrios y más de 17 en un programa similar para rehabilitación de edificios concretos, cuyas bases salieron en junio, y parte de ese dinero es para mejorar la eficiencia energética de edificios de nuestras ciudades”, ha destacado Hernando, según ha informado en nota de prensa el Gobierno regional.

Por su parte, el director general de Vivienda y Urbanismo, , ha señalado que, en la actualidad, otros ocho municipios de la región ya han iniciado los trabajos preliminares gracias a las ayudas que concede el Gobierno regional. Son los de Torrijos, Tembleque, Illescas, Talavera de la Reina, Alcalá del , , y Alcázar de .

LEY DE ECONOMÍA CIRCULAR

En otro orden de cosas, y también en el marco de la jornada sobre energía y calidad del aire celebrada en Albacete, Hernando ha dicho que el Gobierno regional aprobará a finales de año la Ley de Economía Circular y la nueva Estrategia de Cambio Climático con el objetivo de “adaptar, mitigar y sensibilizar a la sociedad de la importancia de luchar contra el cambio climático”.

Hernando ha explicado que la nueva Estrategia de Cambio Climático de Castilla-La Mancha contará con 79 medidas y 400 acciones concretas que “nos permiten no sólo plantear ayudas a las empresas para mitigar o para adaptar sus procesos de producción sino también hacer una labor de cara a la concienciación social”.

El portavoz del Ejecutivo regional ha remarcado que Castila-La Mancha ya ha cumplido con el objetivo de reducción de gases de efecto invernadero comprometido para 2020 y que se fijó en 12,87 toneladas de CO2.

“Hoy, el 51% de la energía en Castilla-La Mancha se produce a través de renovables y la región es capaz de cubrir con ella el 99% de la demanda interna”, ha subrayado Hernando, quien ha recordado que más de la mitad de la energía que produce hoy la región procede de energías renovables y es “medalla de oro en energía solar fotovoltaica, medalla de plata en eólica y medalla de bronce en termosolar” en el ránking nacional.