La empresa pública de Gestión de Infraestructuras de Castilla-La Mancha () va a realizar una actuación integral para zanjar los problemas existentes en el edificio de viviendas que fue desalojado el pasado 10 de enero en el número 1 de la calle de la Colmada, en Guadalajara.

viene motivada por el diagnóstico completo del edificio, que se está llevando a cabo tras la detección de un problema en la escalera central. Desde ese momento, el personal de la asistencia técnica, de GICAMAN y de la Consejería de Fomento, comenzaron a realizar un análisis en profundidad del conjunto del edificio de viviendas, con el objetivo de tener una radiografía integral.

Los trabajos iniciados apuntan a la conveniencia de que las actuaciones a realizar, tanto en las zonas comunes como en las viviendas particulares, se deberían ejecutar con el edificio vacío, para evitar trastornos y molestias a los vecinos, así como que las labores se puedan desarrollar con mayor agilidad y eficacia.

GICAMAN ya está trasladando esta circunstancia a las 26 familias que están actualmente en el inmueble, en una reunión convocada esta misma tarde en la Dirección Provincial de Bienestar Social y en la que están participando técnicos de GICAMAN, personal de la Dirección Provincial de Bienestar Social y trabajadores sociales de ACCEM, entidad social contratada por el Gobierno regional.

Así ha trascendido tras el desarrollo de una reunión de coordinación mantenida en la Dirección Provincial de Guadalajara, y en la que ha participado esta misma tarde la consejera de Fomento, , para canalizar las comunicaciones a las familias afectadas. En esta gestión han participado también el delegado del Gobierno regional en la provincia, ; el director general y Urbanismo, ; y el presidente de GICAMAN, .