“En nombre de la corporación y de la ciudad de Puertollano queremos mostrar nuestro apoyo y solidaridad a su familia, conocida por muchos de nosotros”, ha señalado la regidora en su perfil de .

El capitán Borja Aybar era natural de Puertollano, ciudad donde sus tíos y primos regentan dos famosas pastelerías. Abandonó la ciudad minera a los 12 años para trasladarse con sus padres a .

Aybar, de 34 años, casado y con un hijo, acumulaba 1.238 horas de vuelo, 681 de ellas en Eurofighter y el resto en caza.