Según ha informado la Asociación Cultural Museo en una nota de prensa, se trata de una exposición que se enmarca dentro de las actividades que conmemoran el 700 aniversario de la localidad toledana de Quintanar de la Orden.

En esta ocasión, la colección que el pintor castellano-manchego pintó para la conmemoración del IV centenario de la publicación de la primera parte del Quijote y tras haber sido expuesta en la localidad natal del artista, , llega a Quintanar de la Orden de la mano de ‘Quinarte’, que una vez más participa en la promoción de los artistas castellano-manchegos.

Un total de 50 obras se mostrarán en la Ermitilla de Quintanar, la mayor parte de ellas acuarelas firmadas por José Luis Samper, que presenta una obra que en las postrimerías de su muerte se torna a una visión de la obra de Cervantes en tono alegre, colorida y juvenil demostrando el autor las ganas de vivir y seguir pintando que tenía en contraste a las ultimas etapas de los artistas que se suelen tornar mas sombrías y oscuras.

Por su parte, Salvador Samper, hijo del artista José Luis Samper presenta sus obras homenajeando la obra de su mentor. Salvador Samper, cuya obra ha sido expuesta en diferentes países europeos, presenta diferentes imágenes de la obra de José Luis rindiendo un homenaje al que fue su maestro. Una obra con mucho colorido y llena de mensajes tanto estéticos como conceptuales.

Una de las actividades que formaran parte de la exposición tendrá lugar al día siguiente de la inauguración, el 1 de septiembre, a las 12.00 horas en la que se debatirá sobre la posibilidad de una escuela de artistas castellano-manchegos en el siglo XX o a cargo de diferentes personalidades del arte relacionadas con el tema.