Como todas las personalidades que han desfilado por el Congreso para darle su último adiós, Rajoy ha destacado el europeísmo de quien fue también vicepresidente de . “Con su esfuerzo, empuje y entusiasmo logró que España entrara en Europa, donde está nuestro presente y nuestro futuro”, ha dicho.

Rajoy se ha confesado “triste” por el fallecimiento de Marín. “Los políticos también somos seres humanos aunque algunos no lo crean y hoy estoy triste”, ha comentado, incidiendo en que Marín era “una gran persona y un gran político”.

Además, ha recordado que el pasado 9 de noviembre Marín ya no pudo acudir a su investidura como doctor honoris causa de la , que le distinguió junto al presidente de la Comisión Europea, el luxemburgués .

Rajoy sí asistió a ese acto, donde se glosó la figura del fallecido, y donde departió con sus hijas a las que hoy ha trasladado su pésame. Lo mismo ha hecho con la esposa de Marín y con su suegra, con quien ha estado conversando varios minutos en la capilla ardiente.