A preguntas de los medios en rueda de prensa, el portavoz del Gobierno regional, , ha tildado de “erróneo” que Rajoy justifique que recibirá al presidente de la Generalitat, , como hace con otros presidentes autonómicos, porque estas reuniones no se producen, al menos en el caso del jefe del Ejecutivo castellano-manchego.

A su juicio, Rajoy está “hablando más en clave interna, para evitar la fuga de votos a Ciudadanos, que en responder a cuestiones que preocupan a los españoles”, al tiempo que ha añadido que el jefe del Ejecutivo central “no quiere dar respuesta a los problemas de Castilla-La Mancha”.

No obstante, ha asegurado Hernando, el Gobierno regional seguirá “en la misma línea de lealtad institucional al Gobierno ante el desafío soberanista”.

Respecto a las inversiones para Castilla-La Mancha en los Presupuestos Generales del Estado, ha reiterado que “son lamentables”, poniendo el acento en que las enmiendas de la región caerán “en saco roto”, ya que es un Gobierno “con el que difícilmente se puede llegar a acuerdos”, poniendo como ejemplo lo “que ha costado” convencerle para que cumpliera su compromiso presupuestario en materia de violencia de género.