Así se ha pronunciado Ramos a preguntas de los medios sobre el nuevo trasvase aprobado, a propósito de la reunión de la Comisión de Coordinación Regional de Flujos Migratorios Laborales en Campañas Agrícolas de Vendimia.

Ramos ha manifestado que “todos tienen su parte de razón, el presidente de Castilla-La Mancha, , defiende a sus ciudadanos, el presidente de la Región de , , a los suyos”, pero cree que atender a los ciudadanos de Castilla-La Mancha es la prioridad que está transmitiendo al Gobierno central.

En este sentido, ha apuntado que si se es capaz de ver que el problema del agua es un problema interterritorial e intercomunitario se puede ir dando solución, y ha incidido en que, en dos meses, el Gobierno central ha hecho “más que nunca, mayor sensibilidad imposible”.

Preguntado por si exigirá el fin del trasvase al Gobierno central, Ramos ha indicado que lo que le preocupa es atender las necesidades de la región y como ciudadano de ella no ve bien que determinados municipios tengan que abastecerse con camiones cisternas. “Mi preocupación es que esas reivindicaciones se cumplan, si además se está aumentando la desalación son recursos hídricos que no irán del trasvase Tajo-Segura”, ha manifestado.

COMPROMISO CON LOS MUNICIPIOS RIBEREÑOS

El delegado del Gobierno ha asegurado que para él lo más importante es que el se compromete con las necesidades y demandas de abastecimiento de los municipios ribereños, para que todas las medidas medioambientales y de abastecimiento se aplique a la mayor prontitud posible.

Ramos ha recordado que ha mantenido una reunión con los municipios ribereños donde se ha hablado de la obra de abastecimiento que lleva años de retraso y se ha comprometido a agilizar esa obra de abastecimiento.

En este sentido, ha adelantado que se va reunir en este mes de septiembre con el secretario de Estado de Medio Ambiente, , para que la obra de abastecimiento se lleve a cabo “lo más pronto posible”. Además, ha añadido que el secretario de Estado es “sensible” con esta obra.